Homenaje Póstumo
Momento de la ceremonia militar en la que se rindió homenaje póstumo al señor suboficial fallecido.

www.fuerzasmilitares.org (04MAY2017).- En una solemne ceremonia militar con presencia de todos los oficiales, suboficiales, soldados y civiles del Comando Aéreo de Mantenimiento -CAMAN-  se rindió un homenaje póstumo a la memoria del Técnico Subjefe (RA) Oswaldo Alberto Ramírez Saab quien falleció recientemente luego de padecer una enfermedad que deterioró rápidamente su salud y que afectó sensiblemente con su partida, a su familia y a quienes tuvieron la oportunidad de conocerlo y trabajar bajo su dirección y guía.

Integrante del curso 53 de suboficiales de la Fuerza Aérea Colombiana, ingresó a la Escuela Militar en 1979, Ramírez Saab se desempeñó durante su carrera militar en diferentes cargos en Satena, el Comando Aéreo de Mantenimiento y la Escuela de Suboficiales “Capitán Andrés M. Díaz” entre otras, fue tripulante de DC3 y luego de servir por más de 20 años a su Fuerza Aérea, decidió retirarse con el grado de Técnico Subjefe para compartir tiempo con su familia.

Sin embargo su pasión por las aeronaves, el mantenimiento y la cadena logística lo hicieron regresar bajo contrato, poniendo a disposición de la aviación nacional sus conocimientos en sistemas eléctricos aeronáuticos, por lo que durante siete años se desempeñó en la Base Aérea de Madrid poniendo a disposición de la Fuerza su preparación y experiencia.

El homenaje póstumo realizado en la Base Aérea, contó con la compañía de su esposa Gladys y sus hijos Sebastián y Luisa, quienes recibieron de manera simbólica de manos del comando de la unidad, la caja de herramientas con la que Ramírez desempeñaba su labor al servicio de Colombia. 

Guardando los mejores recuerdos de un hombre intachable, los compañeros, superiores y subalternos recordaron la memoria de quien hasta el último día, contó con el apoyo de su familia para sobreponerse a una enfermedad que a la postre terminó con su existencia, pero que con su trabajo y carácter dejó una huella indeleble en la memoria de quienes tuvieron el honor de servir a su lado.

 

(Prensa CAMAN)