Esteban SantosEl curso de lanceros donde Esteban Santos Rodríguez, hijo menor del Presidente de la República, prestará el servicio militar pasará a la historia en las Fuerzas Militares de Colombia. No volverá a repetirse. Esta conformado por un grupo selecto de 85 jóvenes, de diferentes estratos sociales, quienes gozarán de algunos privilegios en comparación con otros soldados bachilleres del país.

Cada uno de los jóvenes que integra esta unidad se sometió a un proceso de selección que tardó algo más de dos meses. Además de cumplir con las pruebas físicas y sicológicas de rutina, los aspirantes tuvieron visitas domiciliarias de oficiales de alto rango del Ejército, fueron investigados y los miembros de su familia asistieron a varias entrevistas.

El grupo se depuró casi hasta el día en que los nuevos soldados se internaron en la base militar de Tolemaida el pasado 21 de agosto. Hasta la fecha, la unidad ha desarrollado 361 cursos de lanceros, en los cuales han participado alumnos extranjeros de países como Estados Unidos, Venezuela, Argentina, México, España, Chile y Uruguay.

El cronograma del servicio militar le fue expuesto de manera detallada a los padres de familia. Allí se conocieron las cuatro etapas del proceso como las rutinas diarias, horarios y cursos. En total son cuatro áreas de preparación: humanística, física, técnica y administrativa.

Se destacan actividades como paracaidismo básico, manejo de armamento y curso de fuerzas especiales. Los soldados deben levantarse a las 5.00 a.m., tomar un baño corto y recibir un desayuno que puede ser arroz con carne. Los del pelotón de Santos les dan una comida variada y en abundantes cantidades; además reciben refrigerios. Las actividades se terminan sobre las 10.30 p.m.

Las familias de los jóvenes tuvieron la oportunidad de ir invitadas a la base militar de Toleimada, encuentro al que acudió el presidente Santos. Fue una oportunidad para conocer el lugar, equipado con muebles nuevos y aire acondicionado, donde estarán los soldados bachilleres durante un año. El servicio militar de este grupo terminará el 16 de agosto de 2013.

El curso de lanceros está divido en diferentes fases. Durante la primera recibirán un entrenamiento básico por casi cuatro meses, luego tendrán la opción de elegir entre permanecer en la base de Tolemaida y convertirse en un auxiliar de los instructores del curso de lanceros, hacer parte de la Guardia Presidencial o estar en el Ministerio de Defensa. Otra de las alternativas que no es oficial todavía es un viaje al desierto del Sinaí (Egipto), donde podrán ser traductores de oficiales del Ejército.

En la carta de bienvenida que le llegó a Esteban Santos, el teniente coronel Walther Adrián Arango Jiménez, comandante de la Escuela de Lanceros, escribió lo siguiente: “El objetivo final al término del servicio militar de su hijo es entregarle a cada uno de ustedes y a la sociedad un modelo de hijo y ciudadano ejemplar”.

kienyke.com