Juan Carlos PinzónEl gobierno de Colombia continuará con las operaciones militares pese a la tregua declarada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), informó el ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón. 

“Esa es la postura muy clara que corresponde a la fuerza pública, seguir trabajando con toda decisión para perseguir a estos individuos que han violado todo tipo de códigos, todo tipo de normas y que han atentado contra la vida, contra la honra de los colombianos”, dijo Pinzón. 

Añadió que es un “deber constitucional de la fuerza pública colombiana perseguir a todos aquellos criminales que hayan cometido delitos a través de tantos años” como lo hicieron las FARC. 

La víspera tuvo inicio la segunda ronda de las negociaciones de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC en La Habana, la cual inicialmente estaba programada para el 15 de noviembre pasado pero fue aplazada con la finalidad de determinar en una serie de consultas técnicas la posibilidad y el grado de participación de diversas ONGs en el diálogo. 

Al cierre de la edición se supo que las FARC ordenaron a sus combatientes cesar el fuego a partir de la medianoche del martes (03:00 GMT del 21 de noviembre). La tregua se prolongará hasta el 20 de enero, comunicó en La Habana el jefe de la delegación de las FARC, Iván Márquez. 

La primera ronda de las negociaciones tuvo lugar en octubre en Oslo, capital de Noruega. Luego se decidió que el diálogo continuará en La Habana que se convertirá en el lugar donde permanentemente se realizarán los encuentros entres las delegaciones. 

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia luchan contra el Gobierno del país desde 1964 por edificar una "Nueva Colombia" y una sociedad de igualdad y justicia social. EEUU y los países de Europa consideran a las FARC como una organización terrorista supuestamente vinculada con el narcotráfico.

RIA Novosti