El presidente Santos y el ministro Juan Carlos Pinzón lanzaron el plan de guerra Espada de Honor 2.www.fuerzasmilitares.org (10OCT2013).- Desde la emblemática base militar de Larandia, en Caquetá, el presidente Juan Manuel Santos anunció este lunes una ofensiva militar contra las Farc en siete departamentos del sur del país. El plan de guerra se llama Espada de Honor 2 y contempla la creación del Comando Conjunto Número 3 Suroriente, que contará con más de 50.000 hombres.

El nuevo comando conjunto tendrá influencia en Guaviare, Vaupés, Cundinamarca, Meta, Amazonas, Putumayo y Caquetá, y será dirigido por el general del Ejército Javier Alberto Flórez.

Santos, quien ha hecho reflexiones públicas sobre la conveniencia de “continuar”, “suspender” o “romper” el proceso de La Habana, examinó con la cúpula militar y el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, el reforzamiento del plan de guerra Espada de Honor, que fue diseñado por este gobierno para combatir a la guerrilla, el terrorismo, las bandas criminales y a toda la delincuencia.

En desarrollo de esta nueva estrategia se crearán dos batallones de fuerzas especiales o dos de fuerzas de tarea. Habrá entrenamiento especial para oficiales, que se denominará ‘lanceros más’, con mayor experticia en el combate a la guerrilla.

El plan de guerra incluye además un reforzamiento, con 15.000 nuevos policías, de las labores consideradas sensibles y estratégicas.

Se prepara también la creación de centros de protección de la infraestructura, para salirles al paso a los planes terroristas de las Farc, que según el Presidente preparan ataques contra lugares “emblemáticos”, con el fin de hacerse notar.

“Las Farc les han dado a sus diferentes frentes la orden de infiltrar la protesta social; eso lo sabíamos, pero también que preparan golpes para que, según ellos, Colombia y el mundo digan que las Farc están vivas”, subrayó Santos.

La nueva estrategia militar se produce a cuatro días de la finalización de la ronda 15 de negociaciones en La Habana, que el Gobierno se apresta a evaluar por sus resultados.

Con la ofensiva en el sur del país –cuyo objetivo principal esdesarticular los bloques sur y oriental de las Farc y combatir como “objetivos de alto valor” a los cabecillas ‘Carlos Antonio Lozada’, ‘Romaña’, ‘Fabián Ramírez’, el ‘Paisa’, y ‘Joaquín Gómez’–, el mandatario quiere demostrarles a la guerrilla y a sus críticos que tiene voluntad de lograr la paz, pero que si esta no se concreta no dudará en redoblar la lucha contra los grupos ilegales.

El mensaje también está orientado para que los grupos armados ilegales que han mantenido sumido al país en una guerra de más de 50 años entiendan que el Estado tiene la capacidad suficiente para enfrentarlos.

“Que entiendan que por la vía de las armas no llegarán nunca a lograr ningún objetivo”, dijo Santos, y agregó que si las negociaciones fracasan no lo podrán responsabilizar de haberle cedido “un milímetro” a la guerrilla.

El jefe de Estado insistió en que, hasta que no haya acuerdos concretos en el proceso de La Habana, se seguirá combatiendo con contundencia a todo grupo terrorista y criminal.

En su intervención, el Presidente les recordó a sus críticos que su gobierno fue el que “dio de baja al número uno, al número dos y a otros 45 cabecillas de frente. Eso nunca se había visto en nuestra lucha contra las Farc. También hemos capturado o dado de baja a 13 cabecillas del Eln”.

Dijo además que son “mentiras” las críticas de sus contradictores según las cuales las Fuerzas Armadas están desmoralizadas, y rechazó la propagación entre la tropa de “panfletos que desinforman” diciendo que el Estado quiere desprotegerlos. Incluso, Santos les reiteró que tendrán toda la seguridad jurídica necesaria si se firma un acuerdo de paz.

Los bloques que serán perseguidos

El bloque oriental y el sur de las Farc son los que menos han recibido golpes en medio de la ofensiva militar del Gobierno. De hecho, en el último año en Caquetá, el Ejército ha recibido ataques de la columna móvil ‘Teófilo Forero’ que han dejado 10 uniformados muertos.

Precisamente, la ‘Teófilo’ y su jefe, Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias el ‘Paisa’, es el objetivo de la llegada de más hombres a Caquetá y Putumayo. Las zonas donde están el ‘Paisa’, ‘Joaquín Gómez’ y ‘Fabián Ramírez’, jefes del bloque sur, son donde las Farc tienen más hombres armados.

eltiempo.com