Tropa del Ejército Nacionalwww.fuerzasmilitares.org (12MAY2014).- Con cada guerrillero que pierden las Farc muerto en combates, desmovilizado o capturado, sumado a las operaciones militares sostenidas, se debilitan o desaparecen frentes que en el pasado sumaban centenares de combatientes armados.

Los altos mandos militares califican como un logro que una estructura que estaría cerca de ser desarticulada para sumarse a otros grupos extintos es el frente octavo de las Farc, el cual, durante dos décadas, se hizo fuerte en el sur del departamento de Cauca, una región fortín de la guerrilla.

Para el general Mario Augusto Valencia Valencia, comandante de la Tercera División del Ejército, la ofensiva militar confirmó que la estructura quedó con ocho guerrilleros tras los recientes operativos, en los que fueron detenidos seis subversivos en zona rural de Argelia, Cauca. 

El oficial confía en que las operaciones militares impidan que otros grupos intenten apoyarlos. "Este frente se había replegado a las zonas montañosas con unos 15 integrantes y esperamos mantener las operaciones para desarticular el frente por completo".

También explicó que de lograrlo nos permitirá liberar a municipios como Argelia y El Tambo de la amenaza de las Farc y consolidar la zona con ayuda de la población civil".

El general Valencia reconoce que en la zona el grupo guerrillero mantiene una red de milicianos que representan un riesgo por la capacidad que tienen para cometer atentados con explosivos y la instalación de minas antipersonal.

Prueba de esa capacitad de "hacer terrorismo", según el general Valencia, son las 44 toneladas de explosivos incautados en Cauca y Nariño a las guerrillas durante los dos años de ejecución de la nueva estrategia militar Espada de Honor. 

Junto a los frentes 6 y 29, el 8 es uno de los que acumulan historia en Cauca y según el Ejército, hace 10 años podía tener unos 150 subversivos, que les permitía atacar a las tropas y la población.

Además de ataques a las tropas, al frente octavo las autoridades le atribuyen extorsiones, homicidios y el control de la producción y tráfico de la coca en la zona.

El "golpe" anunciado por las Fuerzas Militares es valorado por el gobernador de Cauca,Temístocles Ortega. "En los últimos cinco años hay una ofensiva fuerte en Cauca que antes no había para copar el territorio. El debilitamiento del frente octavo ayuda a mejorar la seguridad en Argelia, El Tambo y El Mango, poblaciones azotadas por ese grupo en los últimos 20 años". 

El mandatario regional ratifica que eran frecuentes las emboscadas en zonas rurales y ataques con explosivos contra estaciones de Policía en las zonas urbanas, que "terminaban afectando la vida y bienes de la población civil"

Ortega reconoce golpes certeros como las muertes en operaciones militares de jefes de las Farc como "Caliche" y "el Enano". También espera que la ofensiva militar se mantenga, pero que "se acompañe de más inversión social en zonas sin presencia del Estado, porque la guerrilla tenía un control militar y social años atrás".

Frentes desarticulados
En los últimos siete años, inteligencia militar y de la Policía señalan en sus mapas el desmantelamiento de al menos 10 frentes de las Farc en varias regiones, como consecuencia de la reducción del grupo guerrillero de 17 mil insurgentes en 2002 a 8 mil en la actualidad.

Las estructuras desarticuladas son los frentes 9 y 47, en Antioquia; 3 y 14, en Caquetá; 61, Huila; 2 y 64, Nariño; 37, Bolívar; 11, 12 y 46, Santander; 56, Casanare, y el Frente Tulio Barón en Tolima. A estos se suman otras estructuras debilitadas.

A juicio de Carlos Prieto, analista del conflicto de la Fundación Ideas para la Paz, la reducción de las filas guerrilleras se refleja en "menor capacidad de combate y grandes movimientos como la toma de pueblos o bases militares y el regreso a la guerra de guerrillas y atentados basados en explosivos". 

También advierte que por el debilitamiento de frentes hay "traspaso de subversivos, entre el sur del Valle y Cauca, en Putumayo y Nariño para evitar perder más presencia territorial y sobrevivir a la ofensiva militar.

elcolombiano.com