Tropas del Ejército Nacional
Tropas del Ejército Nacional

www.fuerzasmilitares.org (03MAR2015).- Las Fuerzas Armadas no serán desmanteladas como consecuencia del proceso de paz Gobierno-Farc. Eso es algo que hasta la saciedad ha repetido el presidente Juan Manuel Santos, cuyo modelo de negociación se ha preocupado, precisamente, de dar al estamento castrense una participación activa en el equipo negociador y en la subcomisión técnica encargada de recomendaciones para la discusión del punto tres de la agenda, sobre el fin del conflicto.

Según el presidente, de lo que se trata es de “reorientar” y “modernizar” a las tropas. Y aunque algún sector político —el Centro Democrático— ha movido la tesis de que las negociaciones desmoralizan a los militares, las FF.AA. parecen más sintonizadas que nunca con el proceso y desde hace rato están estudiando los escenarios para adelantarse a su papel en un eventual escenario de paz.

Lo ratificó ayer el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, a propósito de la designación de cinco militares y un almirante como miembros de la subcomisión establecida para discutir el cese del fuego definitivo. “Este tema nos lo estamos tomando con la mayor seriedad, porque el país va a necesitar de unas Fuerzas Militares y de Policía para que garanticen la paz y sigan contribuyendo a la seguridad en el escenario actual o en un escenario futuro donde se firmen acuerdos”, dijo.

¿Y cómo se están preparando?

El propio Pinzón dio ayer algunas pistas, al recordar las instancias técnicas de apoyo al equipo negociador y al presidente y las consultas de los militares a expertos internacionales: “Hace pocas semanas teníamos en Cartagena a varios de los grandes expertos en el mundo, militares y civiles de la comunidad internacional, que nos ilustraban con sus experiencias en este tipo de procesos”.

Se refería al encuentro convocado por el Ministerio de Defensa y el Departamento de Defensa de EE.UU., que contó hasta con la presencia del jefe del Comando Sur, John Kelly. Encuentros como ese han servido para que los militares hablen con sinceridad sobre los temas que les inquietan de cara a la negociación, incluso con quienes los representan en la mesa de diálogos. Y no son pocas sus preguntas.

El primer tema que les inquieta lo pusieron en evidencia los generales Juan Pablo Rodríguez y Jaime Lasprilla, comandantes de las FF.MM. y del Ejército, respectivamente, en entrevista con este diario hace exactamente un año: a las Fuerzas Militares les interesa que sus miembros tengan las mismas garantías que la guerrilla en cuanto a la aplicación de la justicia transicional. Para ellos no sería justo que para unos haya beneficios y para otros no, cuando ambos sectores participaron en la misma guerra.

La segunda pregunta de los militares tiene que ver con su papel en un hipotético escenario de posconflicto y a ella también se ha referido la cúpula militar, que quiere posicionar a los ingenieros militares para la realización de megaobras en zonas donde la presencia del Estado ha sido limitada. La protección de las fronteras, los riesgos hemisféricos y la defensa de los recursos naturales también están entre sus objetivos.

La idea de prevenir el surgimiento de nuevos brotes de criminalidad que sucedan a las guerrillas, es otro asunto que les inquieta. 

¿Qué se hizo en otros países al respecto? ¿Qué se podría hacer en Colombia?

No son inquietudes fáciles de resolver, pero los militares están contentos al saber que hasta el momento, y contrario a los vaticinios de sectores críticos del proceso, el Gobierno les ha tenido en cuenta para la búsqueda de las respuestas.

elespectador.com