El atentado de alto impacto que alistarían las FARC en Bogotá. Imagen ilustrativa
El atentado de alto impacto que alistarían las FARC en Bogotá. Imagen ilustrativa

www.fuerzasmilitares.org (24JUN2015).- El batallón de Policía Militar No. 24 General José Joaquín Matallana Bermúdez fue activado el pasado 9 de enero por el comandante del Ejército, general Jaime Lasprilla, con una misión específica: planear, desarrollar, coordinar y supervisar las operaciones de seguridad y esquemas de protección para los altos mandos militares y sus familias, además de oficiales de alto rango de la reserva activa.

Un total de 1.035 uniformados, entre suboficiales y oficiales, fueron encomendados para proteger a los máximos comandantes de las tropas.

El comandante de este batallón, coronel Juan Carlos Salcedo Castro, es el encargado de este selecto grupo que funciona en el anonimato. Y por ello sus informaciones son consideradas de altísimo secreto. Este oficial encendió las alarmas el pasado 22 de junio ante un posible atentado terrorista de las FARC en el centro del país, que al parecer tendría como blanco oficiales de alto rango del Ejército.

El pasado lunes, Salcedo envió una comunicación interna a todos los comandantes de los esquemas de seguridad del Ejército en la que presentó las conclusiones de un trabajo de inteligencia de sus hombres que permitió dejar al descubierto los presuntos planes criminales de la compañía ‘Mariana Páez’ del bloque Oriental de las FARC.

En dicho informe, conocido por Semana.com, se advierte de la presencia de cinco integrantes de esa compañía guerrillera para realizar actividades de inteligencia delictiva con el ánimo de “ejecutar acciones terroristas contra Unidades Militares y miembros de la fuerza pública en Facatativá (Cundinamarca) y Bogotá”. Por eso el oficial impartió la orden de extremar las medidas de seguridad a los comandantes de esquemas y así evitar cualquier atentado terrorista.

Según inteligencia militar, ‘Bairon Yepes’, coordinador político del bloque Oriental y cabecilla de la compañía ‘Mariana Páez’ de las FARC, envió a cinco guerrilleros, tres de los cuales ya han sido identificados por el Ejército.

Una de ellas es ‘Paola’. El Ejército asegura que esta mujer llegó a Bogotá hace aproximadamente dos meses para hacer inteligencia sobre instalaciones castrenses y torres de energía. Al parecer reside cerca de una unidad militar y está acompañada de ‘Holmes el Mocho’. Ambos se movilizan en una motocicleta negra.

También se identificó la presencia de ‘Guillermo’, que estaría desde hace un mes en Bogotá. Inteligencia del Ejército señala que este guerrillero estaría hospedándose donde una tía en la capital de la República y, al parecer, ya habría intentado dinamitar una torre de energía, pero la carga explosiva no detonó. Incluso, se advierte que volvió al lugar para recuperar los artefactos explosivos.

Así mismo, se menciona que una persona identificada con el alias del ‘Loco Iván’ impartió órdenes para hacer labores de “inteligencia delictiva”, según el documento, con el propósito de ejecutar acciones terroristas en la capital.

Según Salcedo, en estos momentos, cuando las FARC han arreciado su accionar contra miembros de las Fuerzas Armadas, Bogotá sería un objetivo “muy rentable para atacar”.

Asegura también que el bloque Oriental, que históricamente estuvo comandado por el ‘Mono Jojoy’, tiene la finalidad de realizar una acción terrorista en la capital del país con el fin de presionar al gobierno de Juan Manuel Santos y alcanzar un cese bilateral del fuego, así como para que avancen los diálogos de paz con esa guerrilla, que se escenifican en La Habana.

Las alarmas están encendidas en el Cantón Norte, que es uno de los más grandes y emblemáticos del Ejército en la ciudad. Según información de inteligencia, las FARC estarían tras ese objetivo de alto valor: el sitio de residencia de varios importantes oficiales del Ejército.

semana.com