General Alberto Mejía
General Alberto Mejía

www.fuerzasmilitares.org (30ENE2016).- Las Fuerzas Militares preparan varios cambios para estar preparados en caso de que se llegue a firmar un acuerdo de paz con las Farc.

Se conoció que ya se avanza en la modificación del llamado "Sistema de Amenaza Persistente" que pretende que el Ejército y otras fuerzas se encuentren preparados ante los grupos delincuenciales que actúan en el país.

Una vez se llegue a la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las Farc, ese sistema se concentrará en los esfuerzos para combatir al ELN, a las Bandas Criminales y a otro tipo de grupos al margen de la ley.

Una fuente oficial dijo que lo que pretenden hacer los cambios en ese sistema de detección de amenazas "es como si se superara una epidemia de chikunguña y comenzara a atacarse una epidemia de Zika".

En cuanto a la Doctrina de la Fuerza Pública, Se pudo conocer que actualmente se encuentra siendo revisada por expertos internacionales, militares activos y militares retirados y que únicamente podría estar lista en un plazo de cinco años.

De igual manera se pudo conocer que en este momento, en la redacción de la nueva doctrina del Ejército se trabaja fundamentalmente en manuales "Piedra Angular", que pretenden integrar nuevas tecnologías en la lucha contra el narcotráfico.

La misma fuente señaló que es tan preocupante la falta de modernización de la doctrina militar que hoy el país no cuenta con un manual de defensa antiaérea frente a un eventual enemigo externo. 

¿Qué va a pasar con la inteligencia?

El Ejército Nacional tiene como principal meta unificar la inteligencia técnica y humana, con el fin de evitar que haya una competencia interna por obtener resultados y para potenciar el trabajo en contra de grupos ilegales.

Fuentes oficiales indicaron que estos cambios en inteligencia pretenden asimilar de cierto modo el trabajo de la división de inteligencia del Ejército con lo que sucede en la Dipol, dirección de inteligencia de la Policía.

De igual forma se pudo establecer que algunos sectores del arma de inteligencia en el Ejército estarían inconformes con estos cambios profundos que se preparan.

Se conoció que se estudia pasar de 58 manuales del sector inteligencia a entre 15 y 17 textos.

Los manuales dejarán de estar enfocados en la guerra contra las Farc, y pasarán a tener como principal objetivo luchar con los nuevos “enemigos”, ELN y Bacrim con equipos de inteligencia.

Los nuevos manuales que estarían listos en aproximadamente 4 meses definirán en primer lugar, cómo en un eventual posconflicto, el soldado deberá pararse en el campo, reconocer y aceptar a un guerrillero desmovilizado y cómo enfrentar al guerrillero del ELN y enfrentar de igual forma a las bacrim que atacan las poblaciones más vulnerables

bluradio.com