Los auxiliares Édison Montoya y Jhon Oquendo murieron este lunes en Nariño, tras un hostigamiento del ELN.
Los auxiliares Édison Montoya y Jhon Oquendo murieron este lunes en Nariño, tras un hostigamiento del ELN.

www.fuerzasmilitares.org (24FEB2016).- Tres policías muertos y 35 actos violentos en nueve departamentos del país es el saldo preliminar del paro armado de 72 horas convocado desde el domingo por la guerrilla del ELN en todo el país, informó este martes la Defensoría del Pueblo.

"Las principales acciones violentas que se han registrado son la muerte de tres policías en Ocaña, Norte de Santander (este) y en Olaya Herrera, Nariño (suroeste)", declaró en rueda de prensa Jorge Calero, director del Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría, el ente que vela por los derechos humanos en Colombia.

Agregó que la medida del ELN, que busca paralizar las vías de transporte y la actividad comercial, generó "35 hechos de violencia en nueve departamentos del país": Arauca y Casanare (este), Chocó y Antioquia (noroeste), Norte de Santander y Cesar (noreste), Cauca, Nariño y Valle del Cauca (suroeste).

La Fiscalía anunció este martes el inicio de "investigaciones penales por los atentados atribuidos al ELN en Arauca, Cesar, Cauca, Nariño y Norte de Santander", según dijo a periodistas el director de Fiscalía Nacional Especializada contra el Terrorismo, Juan Hernando Poveda.

Entre las acciones cometidas por el ELN, la Defensoría destacó lavoladura de una torre de energía eléctrica en Aguachica, Cesar, y la quema de buses en dos rutas nacionales: una en la vía Quibdó-Medellín y otra en la vía Cali-Buenaventura.

Calero consideró "curioso" el ataque atribuido al ELN en la vía Cali-Buenaventura, una zona fuertemente dominada por las Farc, principal guerrilla del país y, desde julio pasado en alto al fuego en el marco del proceso de paz que adelanta con el gobierno de Juan Manuel Santos.

La Defensoría presentará un reporte final del paro armado, que rige hasta la medianoche de este martes y que se realiza en memoria del sacerdote Camilo Torres, ícono de la organización abatido hace 50 años por militares.

El ELN, alzado en armas contra el Estado desde 1964, sostiene desde hace dos años negociaciones preliminares de paz con el gobierno con miras a un diálogo formal similar al que se desarrolla con las FARC desde hace más de tres años en Cuba.

Sin embargo, no ha habido avances en las conversaciones con este grupo rebelde, que según cifras oficiales cuenta con unos 1.500 combatientes y que ha incrementado su ofensiva últimamente.

elespectador.com