Timochenko pidió garantiás para que las FARC puedan hacer política una vez dejen las armas. Imagen de archivo
Timochenko pidió garantiás para que las FARC puedan hacer política una vez dejen las armas. Imagen de archivo

www.fuerzasmilitares.org (25MAR2016).- El jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, señaló que el acuerdo de cese el fuego bilateral entre el grupo guerrillero y el Gobierno se halla avanzado en "el 70 %".

En una entrevista con la periodista de la cadena hispana Univision María Elena Salinas, de la cual se emitió un fragmento este jueves, el líder guerrillero afirmó que los "avances son muy grandes" sobre cómo proceder para el cese el fuego e incluso superan las diferencias, las cuales sin embargo aún deben ser "resueltas".

‘Timochenko‘ manifestó que las conversaciones para firmar la paz, cuyo plazo expiró el pasado miércoles, han logrado avances sobre cómo frenar los grupos paramilitares, pero que para implementar eso y el resto de puntos discutidos hasta el momento, hacen falta reformas en la Constitución.

"Implica que hay que derogar leyes en la legislación colombiana. Implica que hay que hacer nuevas leyes para garantizar el cumplimiento del acuerdo", afirmó el jefe de las FARC, quien estimó que las leyes que eventualmente promulgue el Congreso “deben tener el espíritu de lo que las partes acuerden”.

El guerrillero destacó que en el acuerdo de paz que el Gobierno y la guerrilla negocian desde noviembre de 2012 se están definiendo las bases por las que el grupo se va a "reinsertar a la vida política legal de Colombia", para lo cual han solicitado "garantías" para que se les permita "hacer política" y "conservar la vida".

"A los opositores o a los inconformes en Colombia durante muchos años los han asesinado, los han desaparecido. Entonces, para poder hacer dejación de las armas tenemos que quedar las mínimas condiciones para que eso no se siga dando", manifestó.

Durante la entrevista, de la cual la cadena difundió una primera parte el miércoles, Timochenko‘ señaló que a pesar de no lograr cumplir el prometido plazo de seis meses que anunció junto con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en el punto actual en el que se hallan las conversaciones el proceso de paz "está siendo casi irreversible".

El pasado 23 de septiembre, Santos y ‘Timonchenko‘ anunciaron en La Habana un acuerdo sobre la justicia transicional, y ese día ambos se comprometieron a firmar la paz en seis meses, plazo que expiró el pasado miércoles.

El guerrillero reconoció no temer que la demora genere desconfianza entre los sectores que "han vivido en carne propia la violencia en Colombia" y que "es más importante un acuerdo bien hecho", lo cual les daría más apoyo en caso de un eventual referendo entre la ciudadanía para ratificar el acuerdo.

En otro momento de la charla reveló que ya existe un acuerdo entre las partes respecto de la normativa en Colombia que prohíbe que cualquier persona acusada o culpable de cometer crímenes de lesa humanidad no puede aspirar a un cargo político, aunque no dio más detalles.

Calificó además de "muy importante" el encuentro "franco y sincero" que sostuvieron este mes con el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, que constituyó una inédita reunión entre las FARC y un alto funcionario de ese país y que, de acuerdo con el guerrillero, fue solicitada por el gobierno estadounidense.

Interrogado sobre si pediría perdón a las víctimas del conflicto armado en el país andino, el jefe máximo de las FARC afirmó que si "una de las responsabilidades es pedirles perdón a quienes en la dinámica de la confrontación los hayamos afectado, no tengo ningún problema".

"Si no, no estaríamos tratando de construir la paz y la reconciliación", añadió el guerrillero, quien tras 50 años de conflicto armado reconoció que "las contradicciones ante la sociedad se deberían resolver por otras vías distintas a la guerra".

semana.com