Tropas en Tumaco
Tumaco, en Nariño, fue el lugar del país en el que más surgieron disidencias de las Farc.

www.fuerzasmilitares.org (11OCT2017).- Luego de que las Farc entregaron sus armas como parte del proceso de paz, Tumaco, en Nariño, fue el lugar del país en el que más surgieron disidencias de esa guerrilla.

Informes de autoridades señalan que aunque ‘La Gente del Orden’, una de las organizaciones surgida de la columna ‘Daniel Aldana’ de las Farc, intenta mantener un control en varios territorios, lo cierto es que la mayoría de las organizaciones parecen más pandillas con influencia muy sectorizada en barrios de Tumaco, en los que principalmente se dedican a la extorsión.

Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para Análisis de Conflictos (Cerac), señaló que esas disidencias no han sido enfrentadas adecuadamente por las autoridades, lo que representa un riesgo, pues “son bandas en proceso de expansión y estructuración. La manera de combatirlos no es la mejor, se está haciendo por medios militares y no como se hace con grupos del crimen organizado”.

Camilo González Posso, director del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), afirmó que se debe diferenciar entre los grupos que se organizan para mantener las economías ilegales y los que plantean algún tipo de discurso político.

“No podemos decir, entonces, que está surgiendo un brazo de una nueva guerrilla, eso no se está dando. Lo de Tumaco son pequeñas bandas de los que estaban en la periferia y decidieron marginarse para estar en otro tipo de negocios. En cambio, lo que está en el Guaviare es una disidencia con pretensión política”, señaló González Posso.

Añadió que en el Pacífico lo que se observa “es la existencia de una macroempresa del narcotráfico que se aprovecha de las necesidades, como el desempleo, de la gente de Tumaco. Compran sicarios, algo que es inminente en torno al negocio ilegal del narcotráfico”.

El general retirado Jaime Ruiz, presidente de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro (Acore), señaló que la presencia en Nariño de esos hombres armados tiene un solo fin específico y es mantener el control del narcotráfico en la región.

Igualmente señaló que se requiere una acción decidida de las autoridades para evitar el fortalecimiento de esas organizaciones ilegales, especialmente en las zonas de frontera como Nariño, que pueden ser usadas para sacar del país el producto de rentas ilegales y que facilitan la movilidad de sus integrantes.

 

(eltiempo.com)