No olvidar a los héroes de la Fuerza Pública caídos en combate, pidió hoy al pueblo colombiano el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, durante una sencilla ceremonia realizada en el marco de la celebración del día nacional de la memoria y la solidaridad con las víctimas.

“No perdamos de vista que en un día como hoy en donde recordamos las víctimas, tenemos que recordar a los héroes de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional”, afirmó Pinzón.

El ministro aseguró que gracias al sacrificio de los hombres y mujeres de la Fuerza Pública, el país tiene hoy más y mejores opciones para progresar y conseguir la paz.

“La entrega de la vida y la integridad física de los soldados y policías de Colombia no es en vano. Hoy en día el pueblo colombiano tiene muchas y mejores oportunidades y condiciones”, dijo el alto funcionario.

Los funcionarios judiciales de la unidad de reacción inmediata (URI) de Engativá, en el occidente de Bogotá, están acostumbrados a recibir las denuncias de personas que son víctimas de robos en esa zona de la capital. Allí también son remitidos aquellos a quienes les hurtan sus pertenencias en el aeropuerto Eldorado. Los elementos más robados en la terminal aérea son las maletas, los celulares y los documentos de identidad de los viajeros. Sin embargo, el pasado 21 de marzo los funcionarios de turno recibieron un denuncio insospechado: se habían robado un avión.

Era la primera vez que en el concurrido despacho, e incluso en la ciudad, se escuchaba de un caso similar. La víctima del inusual robo se llama Martín Orrego y la particular historia comenzó el 16 de marzo. Ese día, tras haber realizado la ruta Bogotá-Yopal-Bogotá, Orrego llevó hasta el hangar de la empresa Horizontal de Aviación la aeronave de matrícula HK4406, tipo Beechcraft, modelo 1986, de fabricación norteamericana y con capacidad para nueve pasajeros. A las 12:30 del día el piloto viajó en otro avión hacia Medellín, en donde vive. El 20 de marzo recibió una desconcertante llamada a las siete de la mañana en la que el gerente de la empresa le preguntó dónde estaba la aeronave. Orrego viajó inmediatamente a la capital y, al llegar al hangar, le informaron que el avión había desaparecido y que lo único que quedaba era un plan de vuelo con su nombre y su firma para tramitar el despegue de la nave hacia Honduras.

No caer en triunfalismos por los más recientes golpes a las Farc y redoblar sus esfuerzos para defender al pueblo colombiano pidió el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, a los integrantes de la Fuerza Pública, durante la ceremonia de ascenso de 113 Sargentos Mayores de Comando, Sargentos Mayores, Jefes Técnicos y  Técnicos Jefes de las Fuerzas Militares.

“Quienes hoy nos corresponde estar en este servicio nunca entendemos las acciones con una tónica triunfalista, sino todo lo contrario, con un concepto de humildad, de respeto por el país y amor por Colombia. Es el talante con el que estamos trabajando”, afirmó Pinzón.

Al reiterar la importancia de la operación Armagedón en la cual cayeron 36 terroristas de las Farc, incluyendo 6 cabecillas de primer nivel del Bloque Oriental, el ministro envió un mensaje de reflexión a los integrantes de esta organización terrorista para que abandonen la lucha armada y se desmovilicen.

La Industria Militar de Colombia, Indumil, presentó su primer informe de gestión donde destacaron importantes resultados durante el año 2011, en cuanto a producción y venta de armamento de última tecnología en el exterior.

Entre los resultados obtenidos por esta empresa del sector Defensa, resalta el crecimiento de ventas por exportaciones, que pasó de 2 mil 864 millones de pesos en 2010 a 6 mil 607 millones en 2011, lo que significa un aumento de 130,6 por ciento.

Este resultado se debe al avance tecnológico que se implementa en la fabricación de por lo menos ocho tipos de armas de largo y corto alcance, así como en las municiones de precisión y explosivos de alto poder.

El producto característico de Indumil es el fusil Galil ACE, del cual se producen 44.000 por año. De igual forma, se sigue fabricando el fusil Galil en sus diferentes modelos AR, SAR y ARM, con igual capacidad de producción para garantizar la disponibilidad de repuestos.

Al término de una reunión en Bogotá, se suscribió un convenio de interdicción aérea. 

Los ministros de Defensa de Colombia Juan Carlos Pinzóny de Seguridad Pública de Panamá José Raúl Mulino acordaron reforzar la estrategia conjunta de lucha contra el narcotráfico.

Según un comunicado oficial, el convenio "establece la posibilidad de que en las operaciones de interdicción aérea que hace Panamá, funcionarios colombianos estén contribuyendo y colaborando con información que se tenga respecto a las aeronaves que puedan estar afectando la estabilidad de los dos países".

Durante su reunión,los ministros Pinzón y Mulino acordaron también "fortalecer la coordinación en materia de intercambio de inteligencia, para lo cual se decidió conectar las bases de datos de los dos gobiernos para mejorar la lucha contra las organizaciones criminales que delinquen en ambos lados de la frontera, señaló el comunicado.