FARC
Hay preocupación entre las autoridades, pues el abandono de las zonas es prematuro, y podría conducir a la reincorporación de estos excombatientes a otro grupo armado al margen de la ley.

www.fuerzasmilitares.org (16OCT2017) Una desbandada es lo que se está viviendo por estos días en las antiguas zonas veredales. Los exguerrilleros de las Farc se están yendo a probar suerte a otros lugares, más cerca de sus familiares o donde la promesa de un futuro mejor los lleve.

Policía en Tumaco
Policía Nacional en zona rural de Tumaco

www.fuerzasmilitares.org (15OCT2017).- Se ordenó además la suspensión provisional, por tres meses, de los uniformados al mando cuando se produjo hostigamiento a comisión humanitaria en la zona. 

Armas de las FARC
Parte del armamento entregado por las FARC, ya inutilizado por la ONU

www.fuerzasmilitares.org (15OCT2017).- La misión de la ONU en Colombia entregó el viernes al gobierno 69 toneladas de armas y municiones de las Farc, la totalidad del armamento de la exguerrilla que estaba en sus depósitos y que se fundirá para construir monumentos tras el pacto de paz.

Disidencias de las FARC
Actualmente las disidencias d elas FARC se calculan en 400 hombres en armas

www.fuerzasmilitares.org (09OCT2017).- Si llega a confirmarse que detrás de la muerte de nueve campesinos en zona rural de Tumaco estuvo un grupo de narcos y desertores, en medio de una protesta cocalera, es claro que sería el hecho más grave cometido por estas facciones rebeldes. Los acontecimientos del último mes, desde la huida de ‘Cadete’ hasta el abatimiento de otro cabecilla, evidencian que la problemática va más allá de 400 hombres-arma.

Guerrilleros zona veredal Gallo
Imagen de archivo que muestra el desplazamiento de los guerrilleros a las zonas veredales.

www.fuerzasmilitares.org (03OCT2017).- Tomás Ojeda, quien fuera el segundo comandante del frente 58 de las Farc en el Nudo del Paramillo, confirmó que este fin de semana más de 60 ex combatientes que permanecían en el punto transitorio de Gallo, en zona rural de Tierralta, abandonaron el lugar y se apostaron en una amplia zona del Urabá Antioqueño, cerca de una finca llamada la Fortuna, en jurisdicción de Chigorodó.