Erradicación manual de cultivos ilícitosComo el resultado de un gran esfuerzo compartido a lo largo de más de una década catalogó hoy el zar antidrogas de EE.UU., Gil Kerlikowske, las nuevas cifras que constatan drásticas reducciones tanto en la producción potencial de la droga en 
Colombia como en la cantidad de hectáreas cultivadas en el país.

Los datos, revelados por EL TIEMPO este lunes, fueron presentados hoy de manera oficial por Kerlikowske durante foro en el Centro de Estudios Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS), basado en Washington.

Según las mediciones de EE.UU., entre el año 2010 y el  2011 el número de hectáreas cultivadas en el país se redujo un 17 por ciento, de 100.000 a 83.000. 

Así mismo, la producción potencial de coca -es decir la cantidad de coca que se estima pueden producir esas hectáreas- cayó también en un 25 por ciento durante ese mismo período. De 260 toneladas métricas en 2010 a 195, toneladas métricas en 2011. 

"Se trata de muy buenas noticias", dijo el Zar, tras indicar que como resultado de esta aguda reducción Colombia ya no es el principal productor de la sustancia en el mundo, el poco honroso primer lugar que ocupaba desde hace 17 años (1995).

Ese calificativo le corresponde ahora a Perú, con una producción potencial 325 toneladas métricas en 2011, seguido por  Bolivia, con 265.

"Eso no sucedió de la noche a la mañana. Fue un esfuerzo de más de una década, que involucró a varias administraciones de EE.UU., y producto de una sociedad entre ambos países¨, sostuvo el Zar.     
Para Kerlikowske, gracias a estos éxitos, Colombia está emergiendo no solo como líder regional sino como un modelo a seguir para otros países en el mundo, especialmente en Centro América.

Kerlikowske también subrayó que estos esfuerzos, al igual que el trabajo de EE. UU. en prevención, están produciendo resultados alentadores en las calles de EE. UU. Según el funcionario, el consumo de la sustancia en su país se ha reducido en un 37 por ciento desde el 2006.

Pese a las buenas noticias, el Zar pidió no distraerse pues los carteles de la droga siguen planteado un gran desafío a la seguridad de la región y están permanentemente diversificando y transformando sus operaciones criminales.

Las cifras presentadas hoy por Washington contrastan con la medición que publicó la ONU la semana pasada y según la cual las hectáreas cultivadas de la drogas aumentaron ligeramente entre 2010 a 2011, de 62.000 a 64.000.

Sobre la controversia, el Zar indicó que si bien se trata de metodologías diferentes EE.UU. ¨se para firme en la defensa de sus números¨.

Subrayó, también, que se ha acordado con la ONU trabajar de manera conjunto para asegurar un alineamiento en ambas metodologías ya que ¨no es saludable cuando se producen distintos resultados¨.    

De acuerdo con Rafael Lemeitre, portavoz en la Oficina Nacional para las Políticas sobre Control de Drogas (ONDCP), la tecnología que emplea EE. UU. para medir los cultivos y su productividad es superior pues permite, en tre otras cosas, detectar el tipo de cultivos dispersos que hoy utilizan los narcotraficantes para evitar la detección.

Cabe recordar que el pasado 24 de junio EL TIEMPO publicó que que los cultivos ilícitos en Colombia se incrementaron en el 2011, según mediciones de las Naciones Unidas.

En ese reporte, que contradice al de Estados Unidos, se da cuenta que en el país hay más de 64 mil hectáreas, 2 mil más que las reportadas en el 2010.

eltiempo.com