Discurso del señor Ministro de Defensawww.fuerzasmilitares.org (08OCT2013).- “Sigamos trabajando para que el cumplimiento de las normas del Derecho Internacional Humanitario (DIH) sea todos días la columna vertebral del esfuerzo en seguridad que todos los países realizamos para conquistar la paz para nuestros pueblos, que es de lo que se trata todo este esfuerzo”.

De esa forma el ministro de Defensa Nacional, Juan Carlos Pinzón, invitó hoy a los más de 60 oficiales superiores de las Fuerzas Armadas del Mundo reunidos en Cartagena en la séptima edición del taller Senior Workshop on International Rules Governing Military Operations (Swirmo) –el más importante del mundo en lo que concierne a la aplicación efectiva de las normas del DIH en los conflictos armados–, a que sigan promulgando, y especialmente ejerciendo, esa normatividad.

Los altos oficiales estarán participando en esa actividad, organizada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y el Ministerio de Defensa Nacional, hasta el próximo viernes. El taller se concentrará en la necesidad de tener en cuenta el DIH en la planificación y la conducción de operaciones militares, especialmente en el proceso de toma de decisiones durante las hostilidades y en misiones de mantenimiento del orden.

Durante la instalación, el ministro Pinzón agradeció al CICR la decisión de celebrar el taller en Colombia –la primera vez que se desarrolla en América– pues, dijo, es un reconocimiento al profesionalismo de los cerca de 450 mil hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, al esfuerzo y trabajo que despliegan y al liderazgo en la protección y respeto a los derechos humanos (DD. HH.) y al cabal cumplimiento del DIH.

“Contamos con unas fuerzas altamente operacionales que día a día obtienen resultados contundentes en su lucha sin tregua contra el terrorismo y la delincuencia organizada. Por eso entendemos la decisión del CICR de realizar este evento en Colombia como un reconocimiento al profesionalismo de los integrantes de la Fuerza Pública. Swirmo es también una

invitación para proyectar la positiva transformación que está viviendo nuestro país”, aseveró Pinzón.

Destacó además que el esfuerzo en seguridad de la última década ha transformado a Colombia y sigue avanzando en ese sentido de la mano de unas Fuerzas Armadas respetuosas de los derechos humanos. Gracias al debilitamiento de las organizaciones terroristas y a la progresiva desarticulación de los grupos de crimen organizado, añadió, los colombianos viven más tranquilos y protegidos en sus derechos fundamentales.

El Ministro resaltó además los esfuerzos y los logros obtenidos en materia de DD. HH. Y DIH en las Fuerzas Armadas, donde se ha llegado a la profesionalización de sus integrantes.

“Hemos hecho un esfuerzo sin precedentes para que la instrucción práctica en esas normas evite que se abra una brecha entre la formulación teórica y su correspondiente traducción en el terreno operacional –explicó–. El respeto y la protección de los DD. HH. están plenamente integrados a la actividad de cada soldado y de cada policía. No existe una unidad militar ni un departamento de Policía que no cuente con la presencia de un oficial responsable de velar por la protección de los derechos humanos y la aplicación del DIH”.

Informó que se ha incorporado el DIH en la doctrina operacional y en la formación militar de los oficiales superiores y de la tropa, lo que ha asegurado la difusión y enseñanza de estos en los centros de instrucción, escuelas de formación militar y unidades del Ejército, la Fuerza Aérea, la Armada Nacional y la Policía Nacional.

Por ejemplo, cada soldado colombiano recibe mínimo 76 horas de capacitación en estas materias cada año en su entrenamiento militar, las Fuerzas Militares cuentan con 25 batallones dedicados al reentrenamiento de los soldados con énfasis en DD. HH. y aplicación del DIH y existen más de 120 pistas de entrenamiento táctico que son una herramienta pedagógica para la enseñanza de esas normatividades, basada en la escenificación de conflictos o situaciones simuladas.

“Adicionalmente, desde 2012 a la fecha más de 285.000 miembros de la Fuerza Pública han recibido capacitación curricular y más de 159.000 capacitación extracurricular, las cuales han sido acompañadas por el CICR, quien ha reconocido su relevancia a través de sus informes anuales”, manifestó Pinzón.

La legitimidad, producto de la protección de la población y del respeto a la ley y a los derechos humanos, dijo el ministro Pinzón, ha sido el principio rector del esfuerzo en seguridad. “Pocas Fuerzas en el mundo han hecho más para interiorizar la cultura de respeto a los DD. HH. en un contexto operacional tan complejo y dinámico. La Jefatura de DIH del Ejército Nacional nos reporta que en lo corrido del año no se ha recibido una sola denuncia o queja disciplinaria por posibles excesos en el uso de la fuerza”, informó.

“La experiencia que ha tenido Colombia en la lucha contra todas las expresiones del crimen y la violencia la ha posicionado como un referente internacional. En derechos humanos ese liderazgo se ha traducido en el intercambio de experiencias y capacidades en esta materia a otras Fuerzas Armadas de la región –reveló–. A la fecha hemos capacitado a más de 11.000 personas de aproximadamente 45 países en las diferentes áreas de cooperación que Colombia ofrece; específicamente en DD. HH, hemos brindado capacitación a siete países”.

Por su parte, la vicepresidenta del CICR, Cristine Beerlil, resaltó la experiencia de Colombia en materia de la protección de derechos humanos y dijo que el taller Swirmo es la oportunidad de mejorar mucho más esas prácticas.

“Los líderes militares tendrán la oportunidad de intercambiar opiniones y aprender nuevas maneras de mejorar el cumplimiento de las leyes que rigen las operaciones militares. Los participantes harán estudios de casos reales y un ejercicio de brigadas basado en escenarios con imágenes virtuales de una zona de batalla”, puntualizó la delegada internacional.

No se pueden igualar

De otra parte, el ministro Juan Carlos Pinzón aseguró que los señalamientos que se han hecho recientemente al general Freddy Padilla de León, ex comandante general de las Fuerzas Militares, acerca de promover, supuestamente, la violación de derechos humanos, son falsos.

“Es una descarada infamia lo que han hecho con el general Padilla. Él acá, nos dicen las autoridades, no tiene investigaciones sobre ese tema. Al contrario, el país se puede acordar que cuando estuvo tomó decisiones firmes e importantes no solo para proteger los derechos de los colombianos, sino para seguir construyendo este país que cada vez está más en paz por cuenta de los logros de las Fuerzas Armadas. La mayor parte del territorio nacional está en posconflicto y es gracias al trabajo de él y de miles de hombres y mujeres de la Fuerza Pública que hacen su trabajo de forma efectiva”.

Pinzón resaltó que los señalamientos, curiosamente, se hacen por parte de organizaciones que tratan de igualar a los miembros de los grupos terroristas con generales de la República que “lo que han hecho es servirle a la Patria y hacer cumplir las normas. Que no se les ocurra que estamos hablando de iguales entre jefes terroristas y generales que siempre han procurado la implementación y el seguimiento de las normas de DD. HH. Y DIH”, puntualizó. 

Prensa Mindefensa