Juan Carlos Pinzónwww.fuerzasmilitares.org (16ENE2014).- Según el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, las FARC es un grupo dedicado a atacar el pueblo colombiano y esta Navidad no fue la excepción. Pinzón aseguró que  el “grupo terrorista no es capaz de cumplir ni con su propia palabra”, al referirse a que se quebrantó la tregua pactada por esa guerrilla desde el pasado 15 de diciembre y que llegó a su fin este miércoles. 

Pinzón manifestó desde Puerto Tejada (Cauca), que las FARC cometieron acciones terrorista en el último mes, porque esa es la forma que han actuado siempre con el fin de perjudicar al pueblo colombiano y la Fuerza Pública. 

“Han hecho acciones terroristas, eso no debe sorprender a nadie porque ha sido la actitud de ese grupo terrorista”, indicó tras decir que lo único que logran con su falta de palabra es que el país no les crea. 

Añadió en medio de sus fuertes críticas a las FARC que “a nadie se le puede felicitar por cumplir la ley. Todos los ciudadanos estamos obligados a cumplir la Constitución. No solo hacen acto de terrorismo, sino que pretenden que los feliciten por cumplir la ley, por respetar a los demás colombianos y por no hacer violencia”.

Las declaraciones del ministro se contradicen con la de tres organizaciones distintas que sostienen que las FARC sí respetaron la tregua. El grupo guerrillero desde La Habana también afirman lo mismo. 

“Cumplimiento cabal” fue el parte oficial que dieron desde Cuba los delegados de las FARC sobre el cese al fuego que esa guerrilla decretó entre el pasado 15 de diciembre y este miércoles 15 de enero. Esta es la segunda suspensión de sus acciones que decreta unilateralmente la guerrilla en el marco de las negociaciones con el Gobierno. La anterior tuvo lugar entre el 20 de noviembre del 2012 y el 20 de enero del 2013.

Las FARC, que han venido insistiendo en un cese bilateral de hostilidades, aprovecharon el fin de su tregua unilateral para criticar los bombardeos y otras acciones que las Fuerzas Militares adelantaron en cumplimiento de la orden presidencial de no aflojar la presión militar mientras se negocia. La política del Gobierno ha sido no pactar ceses de hostilidades parciales, sino avanzar en la negociación del fin del conflicto armado.
En todo caso, aun en medio de la ofensiva oficial, quienes siguieron este mes de tregua coincidieron en que las violaciones al mismo por parte de la guerrilla fueron contadas. El Centro de Recursos de Análisis del Conflicto (CERAC), que hizo monitoreos semanales, contó un total de 12 acciones violatorias. La ONG Fundación Paz y Reconciliación, que lidera León Valencia, columnista de SEMANA, detalló cuatro y la Defensoría del Pueblo habló de siete acciones contra los militares y la población civil durante el mes de tregua.

La organización que registró un mayor número de infracciones al cese al fuego fue el CERAC, con 12. Aunque su balance es el más matizado, asevera que el mes de tregua demuestra la cohesión interna de las FARC. Habla de “limitaciones de la comandancia de las FARC para controlar el comportamiento de todos sus frentes y columnas”, pero concluye que no hay divisiones “que ponga en peligro la cohesión del grupo” y que “si hay disidencias, son marginales”.

semana.com