Tropas del Batallón Guardia Presidencialwww.fuerzasmilitares.org (14ABR2014).- El gasto militar mundial se redujo un 1,9 % en términos reales en 2013, hasta 1,75 billones de dólares (1,27 billones de euros), según un informe difundido por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

La caída por segundo año consecutivo en el gasto mundial estuvo motivada sobre todo por el descenso en la inversión en Occidente, ya que en el resto del mundo la aumentó, una tendencia que se ha establecido en los últimos años.

Según el SIPRI, el aumento del gasto en los países emergentes y en desarrollo es resultado del crecimiento económico o una respuesta a necesidades de seguridad, aunque en otros casos representa "un derroche de ingresos de recursos naturales, el dominio de regímenes autocráticos o carreras armamentísticas regionales".

EE.UU. mantiene su clara posición hegemónica con un gasto de 640.000 millones de dólares, más de un tercio del total, a pesar de haber experimentado un descenso del 7,8 % respecto a 2012, debido al fin de la guerra en Irak, el inicio de la retirada en Afganistán y los efectos de los recortes aprobados por el Congreso en 2011.

China, con una subida del 7,8 %, mantiene la segunda plaza con un gasto estimado de 188.000 millones de dólares, por delante de Rusia, con 87.800 millones, lo que equivale al 4,1 % de su PIB, superando por primera vez en una década a EE.UU, que dedicó el 3,9%.

Arabia Saudí, que ascendió de la séptima a la cuarta plaza gracias a un aumento del 14 %, experimentó la mayor subida en la lista por países, probablemente bajo la influencia de la tensión con Irán y para mantener la lealtad de sus fuerzas militares frente a hipotéticas revueltas, según el informe.

Francia, Gran Bretaña, Alemania, Japón, India y Corea del Sur completaron la lista de los diez principales inversores mundiales en gasto militar en 2013, en la que Brasil ocupó el puesto duodécimo.

La mayoría de países en Europa Occidental y Central mantuvieron su política de austeridad, que se ha traducido en recortes superiores al 10 % en términos reales desde 2008 en Austria, Bélgica, Grecia, Irlanda, Italia, Holanda, España y Gran Bretaña, mientras que en Alemania el gasto militar subió un 2 % en ese período.

La inversión militar en América Latina aumentó un 2,2 % el año pasado y un 61 % en la última década, aunque el ritmo de crecimiento se ha ralentizado en Sudamérica por la reducción del gasto en Brasil, señaló el SIPRI.

Paraguay, con un 33 %, Honduras (22 %), Nicaragua (18 %) y Colombia (13 %) son los países que registraron mayores subidas en el último año en la región.

En Oriente Medio la subida en la inversión en defensa fue del 4%, hasta 150.000 millones de dólares, impulsada por Arabia Saudí, aunque el mayor incremento porcentual lo registró Irak, embarcado en la reconstrucción de sus fuerzas armadas.

"No hay cifras disponibles sobre el gasto en Irán, Qatar, Siria y EAU en 2013, lo que significa que el total regional estimado es incierto. Esto refleja la opacidad general sobre la inversión militar en la región", señaló Sam Perlo-Freeman, uno de los autores del informe.

Los aumentos registrados en África y en Asia-Oceanía fueron del 8,3 % y del 3,6 %, hasta 44.900 y 407.000 millones, respectivamente.

Argelia se convirtió en el primer país africano en superar los 10.000 millonesinvertidos en gasto militar, mientras que Angola experimentó una subida del 36% en 2013, superando a Sudáfrica en el primer lugar en la zona subsahariana.

El SIPRI es una prestigiosa institución internacional dedicada a la investigación de conflictos, armamento, control de armas y desarme, creada en 1966 y con sede en Estocolmo.

EFE