Hace un mes Andrés Felipe García sufrió un accidente mientras se desarrollaba un operativo contra el comandante guerrillero 'Carlos Lozada'.www.fuerzasmilitares.org (07JUN2014).- En medio de arengas, pancartas y megáfonos, los amigos y familiares del agente del CTI, Andrés Felipe García, quien hace un mes sufrió un accidente en medio de un operativo militar y desapareció en zona selvática del municipio de Calamar (Guaviare), le pidieron al fiscal general, Eduardo Montealegre, que dijera la verdad sobre lo ocurrido el pasado 6 de mayo. Según su versión, es que García no está ‘desaparecido’ ni ‘perdido’ en la selva como lo ha dicho la Fiscalía, sino que fue secuestrado por las Farc.

Este viernes, desde las 8:30 de la mañana, las personas allegadas al agente del CTI realizaron un plantón que estuvo liderado por el padre de García, Álvaro García. Según ellos, el fiscal Montealegre no se ha querido pronunciar sobre los hechos para no afectar la campaña electoral que se desarrolla en estos momentos, ya que sería contraproducente decir que un funcionario público fue secuestrado por las Farc.

El pasado 6 de mayo, en medio de un operativo militar contra el comandante guerrillero ‘Carlos Lozada’, uno de los miembros del Secretariado de las Farc, varias tropas del Ejército y funcionarios del CTI intentaron ingresar a un campamento bombardeado. Según le contó a este diario uno de los agentes del CTI que participan en este tipo de misiones, ese día García tuvo varios problemas mientras intentaba descender del helicóptero por medio de rápel –descenso de cuerdas– ya que en su turno se demoraron alrededor de 15 minutos y por motivos de seguridad, el piloto de la aeronave decidió abandonar el lugar a pesar de que García no estaba en suelo.

El funcionario judicial agregó que ese día 12 helicópteros participaron de la operación y aseguró que el tiempo máximo de vuelo permitido que habían otorgado era de 20 minutos. Asimismo, dijo que antes de que García descendiera dos de sus compañeros también habían presentado problemas ya que la selva por ser tan espesa dificultaba la inmersión. Básicamente, las ramas se enredaban con las cuerdas. Tras las declaraciones tomadas a varios testigos que estuvieron ese día, se pudo establecer que en el momento en que el piloto decide abortar la misión, el maestro de cuerda tomó la decisión de descender manualmente a García mientras el helicóptero se movía.

Esta maniobra habría provocado que García cayera sobre los árboles a un punto distante del acordado por la misión, por lo que sus familiares tienen la firme creencia de que fue secuestrado por un anillo de seguridad de ‘Carlos Lozada’. Su padre manifestó que los guerrilleros lo utilizaron como escudo para poder sacar de la zona al comandante de las Farc. Por estos hechos, la Fiscalía enviará una comisión liderada por el director nacional del CTI, Julián Quintana, a La Habana para preguntarle a los negociadores de paz de esta guerrilla por la suerte de Garcia.

El descontento de la familia del agente del CTI se hizo notar ya que ellos no perdonan que la Fiscalía, supuestamente, mintiera en sus primeras versiones, en las que dijeron que García había cortado su soga después de que se presentara una emergencia aérea por combustible. Álvaro García aseguró que la desaparición de su hijo no puede ser un tema que se trate bajo intereses políticos, por lo que solicitó una pronta respuesta.

“Lo más seguro es que a mi hijo lo tenga un anillo de seguridad de ‘Carlos Lozada’. Que él cortó la soga no me convence porque él no llevaba cuchillo y para cortarla en el aire es casi imposible. Al principio nos dijeron que se había encontrado el fusil y el equipo, pero el general de la zona desvirtuó la información. Nosotros le pedimos al fiscal que haga un pronunciamiento porque no sabemos cómo se ha manejado la situación desde adentro. Necesitamos conocer si él está o no interesado en el tema. En todas estas situaciones se manejan tintes políticos porque no se puede tapar el sol con un dedo y eso causa tristeza”, puntualizó el padre de García. 

elespectador.com