Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.www.fuerzasmilitares.org (21SEP2014).- Las Farc se atribuyeron este domingo el ataque del pasado martes en el que siete policías murieron y otros cinco resultaron heridos en el norte del país, al tiempo que negó cualquier alianza con la banda criminal Clan Úsuga (antiguos Urabeños), como lo asegura la Policía. 

"No tenemos alianzas con estructuras del terror estatal como el denominado, por el Gobierno y los medios de comunicación, clan de los Úsugas", expresaron las Farc en un comunicado del "Estado Mayor del Bloque Iván Ríos", autor del ataque perpetrado en el departamento caribeño de Córdoba. 

El mensaje publicado en la página de internet de las Farc añade que el escuadrón de carabineros emboscado en una zona rural llamada Tierradentro, en el municipio de Montelíbano, "pretendía asaltar a unidades guerrilleras en el alto San Jorge". 

El día del ataque, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo que según información de la Policía, la emboscada fue obra de una alianza entre el frente 58 de las Farc y hombres del Clan Úsuga, banda criminal de origen paramilitar, y ordenó "arreciar" las acciones contra ambos grupos.

"En casos como estos, el arreciar, arreciar y arreciar se transforma en lamentos y mentiras, como aquella de que el enfrentamiento fue con unidades guerrilleras acompañadas por bandidos como los llamados Urabeños", agregó el comunicado de las FARC.

El grupo guerrillero, que desde noviembre de 2012 negocia con el Gobierno en Cuba un acuerdo de paz, también contradijo el parte oficial al asegurar que fueron ocho los policías heridos y no cinco, y subraya que ese "combate" fue "con guerrilleros del Bloque Iván Ríos y con nadie más".

Las FARC insisten en que en momentos en que se discute el tema de las víctimas en los diálogos de La Habana "es el momento de implementar urgentemente el cese el fuego bilateral".

"El Gobierno no puede seguir utilizando a las víctimas que arroja el conflicto como bandera política para manipular opinión y sacarle ventajas a la guerrilla", agregó el texto.

Sin embargo, el Gobierno ha sido claro en que las negociaciones continuarán en medio del conflicto y que un cese bilateral del fuego sólo será posible cuando el proceso esté en su fase final. 

elespectador.com