La Industria Militar de Colombia, Indumil, presentó su primer informe de gestión donde destacaron importantes resultados durante el año 2011, en cuanto a producción y venta de armamento de última tecnología en el exterior.

Entre los resultados obtenidos por esta empresa del sector Defensa, resalta el crecimiento de ventas por exportaciones, que pasó de 2 mil 864 millones de pesos en 2010 a 6 mil 607 millones en 2011, lo que significa un aumento de 130,6 por ciento.

Este resultado se debe al avance tecnológico que se implementa en la fabricación de por lo menos ocho tipos de armas de largo y corto alcance, así como en las municiones de precisión y explosivos de alto poder.

El producto característico de Indumil es el fusil Galil ACE, del cual se producen 44.000 por año. De igual forma, se sigue fabricando el fusil Galil en sus diferentes modelos AR, SAR y ARM, con igual capacidad de producción para garantizar la disponibilidad de repuestos.

Entre los mayores logros de la compañía está el aumento de compras por parte de empresas como Israel Weapon Industries y la firma Orica de Chile, que buscan armas de alta tecnología y mayor precisión.

Tal es el caso del fusil Galil ACE calibre5.56 mm, mejorado en Colombia, y que se caracteriza por su bajo peso, debido al uso de materiales avanzados tecnológicamente, capacidad para recibir una variedad de accesorios (cinco simultáneamente, miras reflectivas, empuñadura de asalto, accesorios de iluminación entre otros), debido a la disponibilidad de rieles tipo picattiny que mejoran la precisión del arma, permitiendo disminuir el consumo de munición por la efectividad en el disparo, sumado a su bajo costo de mantenimiento.

Otros resultados:

Según las estadísticas presentadas por la empresa, en el área metalmecánica hubo uncrecimiento de 15 por ciento, comparando con los resultados del 2010. En productos fundidos y micro fundidos se tuvo un crecimiento de 8.02 por ciento en las ventas reportadas.

De otra parte, hubo una disminución del 33 por ciento en la línea de ventas de armas, debido fundamentalmente a la restricción para la adquisición de armas por parte de los civiles.

En explosivos se disminuyó la venta en 17,7 por ciento como resultado del fenómeno climático del país, la disminución de compras por parte de la Fuerza Pública y la restricción en los permisos.

Finalmente, el General Gustavo Matamoros, director de Indumil, informó que se está avanzando de manera satisfactoria en proyectos de modernización para la fabricación de explosivos, armas y en proyectos de ciencia y tecnología para mejorar la respuesta de las Fuerzas Militares en la confrontación armada.

elespectador.com