Sergio Fajardowww.fuerzasmilitares.org (28ENE2015).- En medio de los comentarios positivos y negativos que ha generado la dicho por elpresidente Juan Manuel Santos respecto a la creación de Policía Rural y que desmovilizados de las Farc la integren, el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, sacó a relucir su opinión asegurando que se trata de una iniciativa errada.

De acuerdo con el mandatario no tendría sentido “en estos momentos ponerse a plantear que los exguerrilleros hagan parte de esa policía rural”, ya que el proceso y trabajo de transición es demasiado amplio.

Fajardo agrega que la propuesta cuenta con múltiples inconvenientes, lo cuales necesitan ser analizados detalladamente para no generar tensiones en las comunidades donde se vayan a aplicar esas decisiones.

“El primer inconveniente que yo le veo es que estamos en medio de una discusión, hay una cantidad de personas que han estado en ese territorio desde el comienzo de la confrontación, eso genera relaciones sociales tensas, desconfianzas y miedo en el territorio”, explica el mandatario en diálogo con Caracol Radio, agregando que con esto se generarían solo tensiones innecesarias.

A lo anterior agregó que es pertinente que el presidente Santos se dedique por ahora solo a los diálogos con las Farc y no a abrir otros espacios que puedan generar inconvenientes.

“Ojalá no se desvíe la discusión principal por ese tema de la Policía Rural que aunque tiene sentido, no vale la pena lo que él propuso. Para que nos vayamos a crear un problema de lo que no existe, esa labor la pueden adelantar otras personas, porque esto puede suscitar venganzas y que se desfigure el sentido del proceso de paz, ojalá evite esos problemas porque puede abrir la puerta a otros problemas”, expresó el mandatario.

Según Fajardo, la Policía Rural sí sería algo pertinente actualmente, ya que “uno de los problemas en Colombia y en Antioquia es que hay muchos lugares donde no hay un policía, y eso significa que el Estado tiene que estar en todas partes del territorio y donde no está el Estado aparece un vacío. Un vacío que es ocupado por guerrilleros, paramilitares o bandas criminales”.

Cabe recordar que anteriormente el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, salió en defensa de que los eventuales desmovilizados puedan ser parte de esa gendarmería en el sector rural, frente a las críticas hechas al plan por parte del procurador Alejandro Ordóñez Maldonado.

Petro aseguró que la propuesta aunque discutible para muchos sectores de derecha, es una iniciativa certera y coherente, ya que muchos de esos quienes tienen vocación militar y son del campo, de no estar en un proceso de reinserción posiblemente a través de esa policía rural, podrían quedar ad portas de estar en otros sectores y campos delincuenciales.

elespectador.com