Ordóñez raramente destaca las actuaciones de los funcionarios del actual gobierno. Pinzón fue la excepción.
Ordóñez raramente destaca las actuaciones de los funcionarios del actual gobierno. Pinzón fue la excepción.

www.fuerzasmilitares.org (23MAY2015).- El procurador Alejandro Ordóñez pocas veces elogia tanto a una persona o a un funcionario del alto gobierno. Por el contrario, se le ve en constantes enfrentamientos con algunos de ellos por sus férreas posiciones en diversos temas como el glifosato y el proceso de paz.

Sin embargo, al jefe del Ministerio Público se le vio compungido este jueves con el anunciado retiro del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien fue nombrado embajador de Colombia en Washington.

Ordóñez se mostró triste y dijo que tenía el mejor concepto de Pinzón, quien en los años que estuvo en el Ministerio demostró conocer a las Fuerzas Militares. “Fue un ministro eficiente, comprometido, con un gran espíritu de cuerpo porque él era un soldado más".

Quizá por sus duras posiciones contra las FARC, en las que coincidía con el ministro, Ordóñez no ahorró los elogios hacia el nuevo embajador.

“En muchas de sus declaraciones estuve de acuerdo. Pienso que él les daba tranquilidad y confianza a las Fuerzas Militares en los aspectos que interesaban a ellos. Fue un ministro de mucho compromiso. Confieso que me dio una profunda tristeza la renuncia del ministro Pinzón”, manifestó.

Ordóñez fue diplomático al referirse al nuevo ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, que viene de ser embajador en Washington y sirvió como negociador en las conversaciones de paz que se desarrollan en La Habana. Los analistas han dicho que sería un ministro para el postconflicto, mientras otros, como Acore, han dicho que Villegas no traga entero porque conoce a las FARC.

Sobre él, Ordóñez aseguró que “el nuevo ministro tendrá su talante y le deseo éxitos en su labor. El nuevo Ministerio debe tener el mismo talento y el mismo perfil para generar unos altos perfiles de respeto institucional y de impedir que esta nueva tendencia desmoralizadora que ha afectado a las Fuerzas Militares continúe con su curso, generando efectos nocivos al interior de estas".

De esta manera, Ordóñez por un lado quedó triste, mientras que por el otro se muestra a la expectativa de lo que vaya a pasar con el nuevo jefe de la cartera de Defensa.

semana.com