Hizo énfasis en que el 'Congresito' es uno de los mecanismos para agilizar la posible aplicación del acuerdo de paz. Imagen de archivo
Hizo énfasis en que el 'Congresito' es uno de los mecanismos para agilizar la posible aplicación del acuerdo de paz. Imagen de archivo

www.fuerzasmilitares.org (27AGO2015).- Los negociadores del Gobierno defendieron que es una "obligación elemental" y una "competencia soberana" del Ejecutivo buscar los mecanismos legales necesarios para agilizar la aplicación de un posible acuerdo de paz, en respuesta a las críticas de las Farc sobre esas iniciativas.

"El Gobierno viene buscando con el Congreso los mejores mecanismos para los desarrollos jurídicos necesarios a fin de cumplir lo que se convenga y hacerlo de la manera más rápida y eficaz", subrayó este miércoles en La Habana el jefe de la delegación de paz gubernamental,Humberto de La Calle.

En una declaración ante los medios, De la Calle respondió así a las críticas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sobre la idea del presidente Juan Manuel Santos de crear un órgano legislativo transitorio, llamado"Congresito".

Ese órgano estaría conformado por legisladores colombianos y un grupo de delegados de las Farc, para que reglamente los posibles acuerdos de paz con esa guerrilla.

El grupo armado rechaza esa idea por "caprichosa", "unilateral" y por entender que contraviene la agenda de las negociaciones de La Habana, según un comunicado leído esta mañana por sus negociadores.

Las Farc también están en contra de la posibilidad de que esas iniciativas legislativas incluyan la creación de un "tribunal especial" para juzgar a la guerrilla.

"Las Farc han dicho hoy que la paz no se puede improvisar. Precisamente, eso es lo que estamos buscando", dijo De la Calle quien recordó que "la obligación elemental del Gobierno es prepararse para cumplir la palabra empeñada".

A su juicio, lo que no es sensato es que, si se logra un acuerdo de paz, "tengamos que sentarnos largos meses a la espera de herramientas legales" para aplicarlo.

En el día en que se cumplen tres años de la firma del llamado "Acuerdo General de La Habana" (la agenda que rige las negociaciones de paz), De la Calle aprovechó para hacer balance y subrayó que se ha cumplido con el propósito inicial de poner en práctica un "proceso digno, serio y realista" y se han logrado "acuerdos importantes" con las Farc.

No obstante, recordó, "aún faltan temas cruciales" como el de la justicia que se aplicará por las responsabilidades en el conflicto.

La fórmula que se adopte, según De la Calle, "debe arrancar del reconocimiento de responsabilidades" y debe satisfacer el derecho de las víctimas a una "justicia auténtica" y no solo a la verdad y a la reparación.

Para el Gobierno de Santos también es "esencial" que los colombianos tengan la certeza de que las Farc dejarán las armas cuando se firme un acuerdo final de paz porque "la mezcla de armas y política es inaceptable", dijo De la Calle.

"Todos estos temas están siendo tratados en la Mesa (de negociación). Son asuntos delicados que el Gobierno maneja con todo cuidado, buscando compromisos, pero teniendo como fin último la seguridad y los derechos de la inmensa mayoría de los ciudadanos", añadió.

elespectador.com