El ministro de Defensa, Luis Carlos Viilegas, disertó con el general (r) Manuel José Bonnet sobre seguridad.
El ministro de Defensa, Luis Carlos Viilegas, disertó con el general (r) Manuel José Bonnet sobre seguridad.

www.fuerzasmilitares.org (15ABR2016).- El ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró este miércoles que las bandas criminales (bacrim) “no son paramilitares”, sino “puro y simple crimen organizado”.

Villegas hizo la precisión al intervenir en el debate ‘El estado de la Nación’, realizado por la Universidad del Rosario, EL TIEMPO y la Fundación Konrad Adenauer, en el que también participaron el vicepresidente Germán Vargas Lleras y los ministros del Interior, Juan Fernando Cristo; de Salud, Alejandro Gaviria, y de Hacienda, Mauricio Cárdenas. Además, estuvo el viceministro de Justicia, Carlos Medina, entre otros.

Durante el encuentro, los funcionarios del Gobierno coincidieron en presentar la visión de un país que, por encima de las dificultades, muestra indicadores favorables en muchos sectores.

Villegas dijo que “por más que las Farc lo quieran llamar paramilitarismo (...) puede que sean personas que hayan pertenecido a grupos paramilitares, pero hoy simplemente son bandidos organizados que buscan el lucro a través del delito”.

Las Farc, desde La Habana, han insistido en que en el país todavía hay grupos paramilitares e insisten en la necesidad de que se adopten medidas para combatir a esas agrupaciones.

El Ministro de la Defensa dijo que bajo ninguna circunstancia las actuales bandas se pueden comparar con el crimen organizado que puso en jaque el Estado en los años 90.

Sin embargo, admitió que las bacrim sí tienen capacidad de intimidación y que han mutado en pequeños carteles y “pequeñas organizaciones superespecializadas” que son subcontratadas por carteles medianos o por organizaciones internacionales.

Según él, hay “tres organizaciones grandes”, unas 39 de tamaño mediano y unas 400 conformadas por entre 6 y 10 miembros.

Reiteró que existe toda la disposición del Gobierno para perseguir a estos grupos. Incluso, dijo que para hacerlo habrá apoyo militar dentro de los limites del derecho internacional humanitario. Reveló que actualmente hay seis grandes operativos en el país contra esas organizaciones criminales.

Advirtió que si se firma la paz con la guerrilla, otra amenaza que le queda al país, además de las bacrim, está en el vecindario. “Creo que hay que preocuparse por una crisis humanitaria en Venezuela, hay que tenerlo dentro de nuestros cálculos”, advirtió.

El Ministro de Defensa también planteó ayer la necesidad de abrir un gran debate sobre el uso de las redes sociales.

Reveló que durante el reciente paro armado promovido por ‘los Úsuga’, estas fueron usadas para atemorizar a la gente. “Eso tiene vacíos legales, vacíos operativos y el mundo no sabe cómo enfrentar eso. Es un arma de guerra y de terror”

“El debate que yo invito es a revisar qué es lo que se puede hacer para que las redes sean ese gran instrumento de comunicación y no una nueva arma de guerra”, señaló.

Junto a Villegas debatió el general (r) Manuel José Bonnet, quien insistió en la necesidad de que Colombia tenga una ley de seguridad y defensa. Dijo que el país lleva 50 años combatiendo sin un marco legal.

Villegas le respondió que están trabajando en un proyecto de ley en tal sentido para llevarlo al Congreso en el segundo semestre.

Fin a los comités técnico-científicos

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, anunció que a partir de ahora se eliminarán los comités técnico-científicos (CTC) por medio de los cuales se tramitaba la autorización de los tratamientos de alto costo en las EPS y que se habían convertido en una barrera para el acceso a los servicios de salud.

Según explicó Gaviria –en una disertación con Carlos Francisco Fernández, asesor médico de EL TIEMPO– con esta decisión los médicos tendrán “mayor autonomía” a la hora de determinar la necesidad de un tratamiento de alto costo para un paciente sin la mediación de ningún comité.

Luego, esta orden pasará a la EPS que tramitará directamente y en menos tiempo la respuesta sobre la aprobación del tratamiento, con lo que el proceso sería más ágil.

‘Vice’ pide dinero de Isagén

El vicepresidente Germán Vargas Lleras hizo ayer un nuevo llamado al Ministerio de Hacienda para que el dinero de la venta de Isagén se invierta en proyectos “prioritarios de infraestructura”. Aseguró que de los recursos de Isagén “siempre se dijo que no se iban a volver plata de bolsillo ni se destinarían a financiar el déficit fiscal”, sino que se dedicarían a la tercera ola de vías 4G.

Entre las obras prioritarias, que según Vargas Lleras aún no tienen recursos asignados, están la vía Pasto-Popayán, la doble calzada entre Cúcuta y Ocaña y el primer tramo de la doble calzada Bogotá-Villavicencio.

En su primera aparición de fondo tras su recuperación, Vargas Lleras presentó todo su ambicioso proyecto de infraestructura, vivienda y agua.

'No hay apoyo a las Farc’

Tras advertir que las Farc contarán con todas las garantías para hacer política sin armas y en democracia, el Gobierno advirtió este martes que los colombianos no respaldan sus tesis y difícilmente podrían obtener votos mayoritarios para sus proyectos. Esta afirmación la hizo el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, quien aseguró que “las encuestas señalan el rechazo a las Farc y la extrema izquierda, porque no interpretan el sentimiento mayoritario”. Y enfatizó:

“No veo un respaldo del pueblo colombiano a las ideas de las Farc”. El funcionario disertó con el excandidato vicepresidencial del Centro Democrático, Carlos Holmes Trujillo, quien insistió en un gran pacto nacional para consolidar la paz.

Habrá nuevas cárceles

El viceministro de Justicia, Carlos Medina, anunció que el Gobierno trabaja en la construcción de cuatro nuevas cárceles mediante la figura de alianzas público privadas (APP). Se están proyectando en Cauca, Antioquia, Santander y Putumayo, y no descartó que este tipo de obras se realicen a través de convenios entre Estados, ya que España, China y Estados Unidos, entre otros, han mostrado interés de participar. La idea es que cada penitenciaría tenga capacidad para unos 3.500 internos. De otra parte, en esta charla participó Gloria María Borrero, directora de la Corporación Excelencia para la Justicia, quien insistió en la necesidad de atender “la ingobernabilidad en la administración de justicia”.

eltiempo.com