En carta al Procurador dice que esas acciones quieren generar "destierro de pensamientos". La exsenadora Piedad Córdoba aseguró este viernes que el atentado terrorista contra el exministro Fernando Londoño y las amenazas contra su vida tienen como objetivo "desestabilizar" al país a través de acciones que buscan "el silenciamiento, la intolerancia y el terror".

En una carta dirigida al procurador Alejandro Ordóñez, la excongresista afirmó que "es evidente que se pretende desestabilizar, desorientar, propiciando el amilanamiento, el destierro de pensamientos, y de apuestas que buscan el respeto a los derechos de todos y todas, se busca ocultar con estas actuaciones la constitución por sectores de poder de un orden absolutamente descompuesto y putrefacto".

Córdoba tocó estos temas en la misiva, pero el objetivo de la misma es responder a la última destitución que ordenó el Ministerio Público en su contra por presuntamente haber financiado una campaña política.

Aseguró que no le extraña que el Procurador "busca inmovilizarme produciendo una decisión disciplinaria sin fundamento fáctico, en contra del raciocinio lógico y el derecho, que parece revelar, como algunos lo expresan, su ensañamiento personal e intolerancia para reconocer los derechos de quienes se apartan de sus posturas políticas y religiosas".

La exsenadora le recordó a Ordóñez que "su contradictora es mujer", y aseguró que no votó por él en el Congreso para su elección y que es de "otro origen ético y social al suyo".

"No es extraña entonces su decisión de sancionarme con una nueva y superpuesta inhabilitación, al sospechar usted que pueda yo ser eximida de la pasada sanción que de manera arbitraria me impuso", precisó Córdoba.

eltiempo.com