Guerrilleros zona veredal Gallo
Imagen de archivo que muestra el desplazamiento de los guerrilleros a las zonas veredales.

www.fuerzasmilitares.org (03OCT2017).- Tomás Ojeda, quien fuera el segundo comandante del frente 58 de las Farc en el Nudo del Paramillo, confirmó que este fin de semana más de 60 ex combatientes que permanecían en el punto transitorio de Gallo, en zona rural de Tierralta, abandonaron el lugar y se apostaron en una amplia zona del Urabá Antioqueño, cerca de una finca llamada la Fortuna, en jurisdicción de Chigorodó.

En Gallo solo quedaron ocho ex combatientes, quienes se encargarán de seguir coordinando las acciones que desarrolle el Estado para el tema de la reincorporación a la vida civil.

“Todo obedece a las pocas condiciones en ese espacio territorial, para lo que tenía que ver con la reincorporación, no fue adecuado el espacio como había demandado los acuerdos, además, existe un impedimento jurídico y constitucional, a partir de la Ley Segunda que impide desarrollar proyectos productivos en esa zona del Paramillo”, precisó Ojeda.

Agregó el segundo ex comandante del frente 58 que tampoco tenían las garantías de abastecimiento de alimentos y de combustible para este mes de octubre, sumado a la falta de condiciones climáticas para el tema de la nivelación académica en una escuela sin servicio de agua y de energía.

“Todas esas situaciones fueron imposibilitando y decidimos desde la dirección política del espacio territorial, en coordinación con la dirección nacional, trasladarnos a la zona del Urabá Antioqueño”, sostuvo Ojeda. 

A la zona de campamento en Gallo habían arribado desde hace siete meses, 120 miembros de las Farc, quienes, después de la dejación de armas se quedaron a la espera de los proyectos que los conducirían a la civilidad.

Ojeda denunció además que “el Gobierno no ha sido claro frente al tema de la reincorporación y tampoco cuáles son las dimensiones de la misma”.

“El Gobierno de una u otra manera viene incumpliendo sistemáticamente, en las zonas comunes y de alojamientos hay partes sin construir, además, desde que llegamos fue sufriendo por la falta de agua hasta que salimos”, precisó el ex comandante de las Farc.

Gallo es una vereda de al menos 30 viviendas campesinas dispersas en medio de la vegetación del Paramillo, ubicada a 40 minutos en lancha desde el corregimiento de Puerto Frasquillo, Tierralta.

 

(elheraldo.co)