Policías y Soldados
Personal del Ejército de Colombia pasaría a integrar las filas de la Policía Nacional

www.fuerzasmilitares.org (03FEB2018).- Los recientes hechos de inseguridad en diferentes ciudades han desempolvado una vieja propuesta: pasar integrantes del Ejército a la Policía. El tema no es nuevo.

Desde antes de firmar el proceso de paz con las Farc, en voz baja algunos propusieron reducir el pie de fuerza de las Fuerzas Militares, argumentando que no sería necesario un número tan alto de soldados, ya que el principal enemigo de la seguridad nacional entregaría las armas.

Cuando esa propuesta terminó rechazada, mutó a otra según la cual un número cercano a 40.000 soldados podrían ingresar a la Policía para reemplazar carabineros que estaban en zonas rurales, para que estos pudieran reforzar el pie de fuerza en las ciudades más deficitarias, como Bogotá. Eso tampoco prosperó. Ahora la idea revive y contempla que como los militares ya tienen capacitación y disciplina, y obviamente han pasado los filtros de selección, en pocos meses podrían recibir reentrenamiento en técnicas policiales.

Esto les permitiría reincorporarse muy pronto sin mayores gastos para el erario. En la Policía la idea no se descarta. “Si bien es cierto que faltan policías, no se trata de llenar las calles de uniformados. Es fundamental fortalecer las operaciones de inteligencia y de investigación criminal tal como lo venimos haciendo. Pero es claro que se necesitan más policías.

Por eso, dentro del proceso de modernización y transformación institucional está contemplado incrementar en 50.000 el número en los próximos 10 años, incluidas 10.000 mujeres, y en eso viene trabajando nuestra Dirección de Incorporación, lo que incluye estudiar todas las iniciativas”, afirmó a SEMANA el director general de la Policía, general Jorge Nieto. Pero no lo es tanto en medios militares.

“Eso no va a ocurrir. Tenemos roles establecidos para las Fuerzas. Hay situaciones en las que apoyamos a la Policía como parte de un esfuerzo conjunto e interagencial, con el fin de brindar protección y seguridad a la población civil”, dijo a SEMANA el comandante del Ejército, general Ricardo Gómez.

Incluso, en el caso de incorporar a quienes han terminado su servicio en el Ejército, el alto oficial tiene algunas reservas. “Ellos tendrían que capacitarse para el nuevo rol a desempeñar en el servicio de Policía porque nuestros soldados reciben una formación y entrenamiento militar, que se deriva de la normatividad constitucional que apunta como finalidad primordial la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional y del orden constitucional, afirma.

“La Policía centra su fin primordial en mantener las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas, y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz, por lo que el soldado, pese a que conoce y domina las responsabilidades de la milicia, requiere ser formado en las particularidades que sus nuevas tareas de Policía demandarían”, concluye. El debate está sobre la mesa. Pero claramente la idea no tiene muchas posibilidades de prosperar.

 

(semana.com)