Almirante Tidd
El Almirante de la Armada de los EE. UU. Kurt W. Tidd, comandante del Comando Sur, y el General (R) de la Policía Nacional de Colombia Oscar Naranjo, vicepresidente de Colombia, visitaron la población de Tumaco, al sur del país.

www.fuerzasmilitares.org (29MAR2018).- El Almirante de la Armada de los EE.UU. Kurt W. Tidd, comandante del Comando Sur de los EE.UU. (SOUTHCOM), ratificó el apoyo a Colombia en la lucha contra el crimen organizado y el proceso de consolidación de la paz, en una visita al país el 9 y 10 de febrero. El Almte. Tidd sostuvo diversas reuniones con la cúpula de las Fuerzas Armadas de Colombia, encabezadas por el Comando General de las Fuerzas Militares, la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa.

“Nuestras fuerzas armadas trabajan juntas desde hace décadas”, dijo el Almte. Tidd en rueda de prensa. “Continuamos participando en la asistencia de los EE. UU. al pueblo de Colombia mientras la nación aprovecha las oportunidades adelantadas durante el posacuerdo”.

El presidente de la república Juan Manuel Santos y el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, sostuvieron reuniones en Bogotá con la delegación de SOUTHCOM. El General (R) de la Policía Nacional de Colombia Oscar Naranjo, vicepresidente de Colombia, y el General del Ejército Nacional de Colombia Alberto José Mejía, comandante de las Fuerzas Militares, viajaron con la delegación a la población de Tumaco, donde realizaron asambleas de cooperación.

Campaña Atlas

Durante su visita, el Almte. Tidd renovó su confianza en la Campaña Atlas, operación activada en octubre de 2017 en la zona de Tumaco, departamento de Nariño, al sur del país. La operación busca contrarrestar el incremento de las amenazas del crimen organizado y bloquear la salida de drogas desde las costas del Pacífico.

La campaña militar fue bautizada Atlas en referencia al titán de la mitología griega que carga sobre sus hombros a nuestro planeta. La Campaña Atlas carga en sus hombros al departamento de Nariño, para ayudarlo a liberarse de todas las amenazas del crimen organizado. La responsabilidad de la operación corresponde a la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules.

Un total de 9800 hombres de las Fuerzas Armadas conforman la Campaña Atlas. Entre otros enfoques, tienen la responsabilidad de llevar los servicios del Estado a todas las poblaciones priorizadas, activar operaciones militares para luchar contra el narcotráfico, estabilizar la frontera con Ecuador, combatir a las disidencias y organizaciones criminales como el Clan del Golfo, luchar contra la corrupción y el microtráfico y proteger la infraestructura 

Apoyo decidido

Tumaco es una población azotada por varias amenazas. Es un puerto utilizado por los delincuentes para sacar toneladas de droga. En 2016 fueron incautadas cerca de 420 toneladas métricas de cocaína en el puerto. El Almte. Tidd y el vicepresidente Naranjo coincidieron en que la lucha por la estabilización de la zona debe consistir en una intervención integral en el territorio, que incluya seguridad y un componente social.

“Es necesario mantener el nivel de cooperación, avanzar con una visión integral sobre Tumaco, sobre el Pacífico Sur colombiano, donde debe haber oferta y operaciones fortalecidas de seguridad y justicia”, expresó el vicepresidente Naranjo en rueda de prensa. “El Gobierno está comprometido con el esfuerzo integral, militar, policial, judicial y de desarrollo social para que nuestros conciudadanos en la región tengan acceso a bienes y servicios, y puedan ejercer a plenitud sus derechos”.

Operaciones con México

“Quiero resaltar el esfuerzo de las Fuerzas Armadas de Colombia en su trabajo conjunto con la Armada de México porque han logrado coordinar sus actividades, sus operaciones”, reafirmó el Almte. Tidd. “Esperamos trabajar junto a ellos, porque este no es un esfuerzo de un solo país, sino de todos”.

En la zona de Tumaco y en las aguas del Pacífico se realizan operaciones combinadas entre las fuerzas de los EE. UU., Colombia y México. Las autoridades colombianas, en estrecha colaboración con México, identificaron la presencia de organizaciones criminales mexicanas en la zona, razón por el incremento de las operaciones entre los tres países amigos.

“En esta región se hace un trabajo coordinado contra el crimen organizado, y hay metas previstas de erradicación forzosa contra focos cocalero y de sustitución de cultivos”, agregó el vicepresidente Naranjo. “Por otro lado, existe la necesidad de mantener las tareas de interdicción, donde a pesar de haber alcanzado un alto récord como en 2016, se necesitan mayores esfuerzos”.

Tumaco, zona neurálgica

Tumaco, con cerca de 200 000 habitantes, es considerado el santuario cocalero del país. Como una de las zonas más golpeadas por el conflicto interno, fue ahí que el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC firmaron elacuerdo final de cese al fuego bilateral en noviembre de 2017. Según el informe de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, Monitoreo de territorios afectados por cultivos ilícitos 2016, Tumaco produce la mayor cantidad de coca en el país. Cuenta con 16 900 hectáreas de plantaciones ilegales, equivalente al 18 por ciento del territorio sembrado de droga a nivel nacional, estimado en 146 000 hectáreas.

Las autoridades trabajan en un programa de sustitución de cultivos. Según las cifras de la vicepresidencia, ya son 25 520 familias vinculadas con acuerdos colectivos de sustitución. De ellas, 5600 tienen acuerdos voluntarios, y ya recibieron el primer pago pactado con el Gobierno por pertenecer al programa. En febrero de 2018 estaban en proceso de preinscripción 6000 familias, pues las autoridades abrieron un cupo adicional para 12 000 familias más.

Pero el proceso afronta dificultades ante la imposibilidad de sustituir los cultivos en áreas protegidas declaradas que pertenecen a comunidades ancestrales. Los habitantes presionan al Gobierno central para acelerar el programa, solucionar el problema de la tenencia de la tierra, cumplir con los plazos anunciados y designar suficiente personal especializado para sustituir los cultivos ilícitos por cacao, plátano y coco, productos escogidos por los mismos nariñenses.

“Quiero subrayar nuestro compromiso de profundizar nuestra asociación de larga data con las Fuerzas Militares colombianas y la Policía Nacional”, enfatizó el Almte. Tidd al finalizar su visita. “Apoyamos la seguridad y la estabilidad en nuestro hemisferio y alrededor del mundo”.

 

(dialogo-americas.com)