La visita del senador de 'la U' Roy Barreras a los militares privados de la libertad, el pasado mes de mayo en un centro de reclusión del Ejército, dio paso a una decisión que para muchos es una humillación, pero que no les deja otro camino:aceptar cargos en casos de los llamados 'falsos positivos'.

"El doctor Roy nos habló de las ventajas jurídicas y nos dijo muy claro queesta era "la tercera puerta" que estaba amarrada al marco para la paz. Y analizando el tema, creemos que es así. Nuestra conclusión es que preferimos admitir que somos culpables y recibir el beneficio, y no pagar una condena de 50 años siendo inocentes", señala uno de los oficiales.

EL TIEMPO habló con los militares recluidos en las guarniciones de todo el país, así como con sus abogados, y conoció que, de los 2.420 uniformados que hoy están detenidos, 2.200 ya firmaron cartas para acogerse a sentencia anticipada.

Según las cifras oficiales,otros 5.000 militares están siendo investigados.Y de los que están detenidos,solo el 16 por ciento ha sido condenado.

"Lo más alarmante para nosotros es que la situación en el Ejército está cada vez peor. De los 308 mayores que hoy están haciendo curso de ascenso para teniente coronel, 160 están siendo investigados por hechos que ocurrieron cuando eran subtenientes y tenientes, y que podría dejar a la institución sin oficiales para cargos vitales el próximo año. Así mismo, de los 9 coroneles que están haciendo curso de ascenso a general, tres tienen investigación, y actualmente hay 16 generales, entre activos y retirados, vinculados a procesos".

'No están combatiendo'

Pero más allá de aceptar o no los cargos, lo que preocupa a los militares activos y retirados es lo que se está viviendo hoy en la línea de fuego. "Los militares no están combatiendo. Como está hoy este país y con las garantías que les está dando a sus soldados, pues no vale la pena defenderlo", sentencia el general (r.) Jaime Ruiz, presidente de Acore (Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro).

Esta afirmación, que ya se había escuchado en los pasillos del Ministerio de Defensa hace unas semanas, toma más fuerza. El general Ruiz asegura que lo que los retirados dicen es la voz de los que están activos y no pueden hablar.

No en vano, hace una semana todos los militares retirados del país le enviaron una dura carta al presidente Santos en la que le dicen que "Colombia es el único país del mundo que enfrenta un conflicto armado con legislación de paz y sin fuero militar". Lo cierto es que muchos de los militares que ayer fueron héroes públicos hoy están ad portas de quedarse la mitad de sus vidas en la cárcel.

'Hay que reglamentar el derecho operacional'

El comandante del Ejército, general Sergio Mantilla, señaló que siguen trabajando en el tema del fuero militar:

"La estrategia de defensa que cada uno de los sindicados tenga a bien desplegar hace parte del libre ejercicio de aplicabilidad de las garantías procesales preestablecidas en el ordenamiento jurídico".

¿Los militares siguen sin tener garantías judiciales?

Sin desconocer el interés de las instituciones, este tema se ha convertido en una prioridad para el Comando de la Fuerza y para el Gobierno Nacional. Es necesario reglamentar y estructurar el derecho operacional en la legislación, que permitiría un mayor acercamiento por la juridicidad al real conocimiento de las vicisitudes del conflicto armado. Esto persigue reconocer el contexto en el cual operamos, para tener certeza y tranquilidad al momento de enfrentarnos al enemigo.

¿La decisión de los militares de acogerse a sentencia anticipada es una mala señal?

Confiamos en la capacidad de la justicia para investigar y llevar a justo término los procesos que actualmente se adelantan en contra de los miembros de la institución.

Militares que fueron 'héroes'

'El mejor soldado de Colombia'

En la ceremonia del 20 de julio del 2003, con transmisión en directo por televisión, se reconoció al coronel Hernán Mejía como "el mejor soldado de Colombia". Lleva seis años detenido, sin sentencia, por su presunta relación con paramilitares.

Capturó a jefe de Farc en Caquetá

El mayor Mauricio Ordóñez era el as de las Fuerzas Especiales. Capturó a Yesid Arteta, exjefe de las Farc, y tiene más de 30 condecoraciones. Lleva dos años detenido y fue sentenciado a 47 años de prisión por la muerte de cuatro campesinos.

El verdugo del capo 'Fernandinho'

En abril del 2001 la historia del coronel Álvaro Tamayo le dio la vuelta al mundo, tras capturar al capo de la mafia brasileña Fernandinho Beira-Mar. Ahora está vinculado a los 'falsos positivos' de Soacha. Lleva 4 años detenido, sin sentencia.

Clave en acciones contra 'Jojoy'

En las operaciones contra el bloque Oriental de las Farc, en pleno Plan Patriota, el mayor William Roberto fue uno de los más destacados. Hoy afronta una condena a 25 años de prisión por el asesinato del sindicalista Gerardo Liévano García.

Les salvó la vida a 25 soldados

En el mismo combate en el que murió el supuesto campesino, que accionó una carga que le voló medio cuerpo, el teniente Wilmer Siza les salvó la vida a 25 de sus hombres. Hoy está detenido por la muerte de este hombre, que para él es guerrillero.

Entre la inocencia y la deshonra del Ejército

El debate sobre los beneficios y el fuero militar para los procesados está atravesado por una espada de doble filo: "Somos conscientes de que muchos deshonraron al Ejército y deben recibir una pena, pero también muchos somos inocentes y estamos pagando un delito que se volvió político", dice uno de los detenidos.

eltiempo.com