Senador Eduardo MerlanoEn la audiencia que se sigue contra el congresista Eduardo Merlano, el patrullero Víctor Alfonso Támara, presente en el retén de tránsito donde le fue requerido al senador someterse a una prueba de alcoholemia, afirmó que el video evidencia el respeto y el buen trato que tuvieron durante el procedimiento.

Támara denunció que se sintieron amenazados porque el congresista les pidió el número de chalecos y placas y les dijo que "esto no se iba a quedar así". "No sé con qué fin nos tomó el número de las placas y los chalecos", afirmó el subintendente.

Agregó el uniformado que el teniente que llegó al sitio y el comandante del puesto se apersonaron de la situación "y a nosotros nos apartaron".

Según Támara, el comandante tomó la determinación de dejar ir a Merlano, de quien no pueden asegurar que sí estuviera bajo los efectos del alcohol porque la prueba no se realizó.

El subintendente Támara señaló además que al otro día fue citado por el teniente Ayala, quien le solicitó el video. Según Támara, el teniente copió el video de la cámara a su computador y luego lo borró de la cámara.

Támara explicó que decidió grabar el momento porque el senador adoptó un "tono amenazante" cuando se le pidió hacer la prueba de alcoholemia.

El uniformado aclaró que en ningún momento grabó para enviar las imágenes a los medios de comunciación, sino que lo hizo como prueba, debido a que se sintieron amenazados.

También afirmó que Merlano no quería mostrar sus documentos que le fueron requeridos.

El senador Eduardo Merlano afronta juicio disciplinario por los hechos ocurridos en Barranquilla el pasado 13 de mayo.

Los uniformados le solicitaron el examen de alcoholemia y posteriormente trataron de inmovilizarle el vehículo ante la negativa de la prueba, por considerar que el congresista posiblemente estaba en estado de embriaguez.

La Procuraduría considera que Merlano incurrió en una falta disciplinaria grave por haber hecho uso de su investidura como senador.

El hecho generó polémica y el rechazo de la opinión pública, además de la renuncia del comandante de la Policía de Barranquilla, general Óscar Pérez, quien admitió que hizo un llamado de atención injusto a patrulleros del puesto de control.

El pasado 12 de julio, Merlano pidió 'perdón a los colombianos' durante el juicio disciplinario en su contra.

eltiempo.com

Agentes del CTI de la Fiscalía iniciaron este jueves el proceso de extinción de dominio de varios bienes en diferentes partes del país de prppiedad del general en retiro Mauricio Santoyo en el marco de la investigación preliminar que se le adelanta por sus presuntos nexos con paramilitares y narcotraficantes.

Por medio de un oficio, le solicitaron a la Corte Distrital de Virginia, Estados Unidos, que envié una lista con el fin de ubicar los bienes del exjefe de seguridad de la Presidencia con el fin de hacer los trámites legales.

Basándose en la resolución de acusación presentada por las autoridades estadounidenses la Fiscalía General adelantará este proceso para hacer todos los registros con el fin de que estos bienes queden momentáneamente en manos del Estado para que este los administre.

Todo está programado para que este jueves el general Santoyo se presente ante la Corte en una audiencia en la cual se le leerán todos sus derechos y le explicarán formalmente los motivos de su arresto.

Después de esto se adelantará la audiencia de detención y posteriormente la imputación de cargos.

elespectador.com

El exdirector de la Policía Nacional, general (r) Oscar Naranjo, rechazó tajantemente las acusaciones hechas por un diario mexicano en las cuales se le vinculó con carteles del narcotráfico en Colombia.

Según el general Naranjo, durante su gestión al frente de la Institución fueron capturadas 1.400 personas relacionadas con el tráfico de drogas y quienes eran solicitadas en extradición. “Si hubiéramos sido tan corruptos no habríamos capturado a uno solo. Por eso estamos tranquilos”.

En este sentido señaló que las acusaciones hechas por el diario La Jornada de Méxicocomo una especie de “persecución en su contra” y de la Institución, aclarando así que los colombianos serán sus jueces en este caso.

“He vivido en Colombia 36 años como policía. Si existe algún oficial que haya capturado más ‘narcos’ que yo que me lo digan. Mi vida está basada en resultados”, precisó el exdirector de la Policía, quien en los próximos días viajará a México para asesorar al recién elegido presidente de dicho país Enrique Peña-Nieto en temas de seguridad.

Igualmente el general en retiro manifestó durante sus cinco años de gestión la Policía Nacional le dio “certeros golpes” al narcotráfico.

De manera voluntaria se entregó en la mañana de este martes a la justicia de los Estados Unidos el general retirado de la Policía Mauricio Santoyo Velasco, contra quien unacorte de Virgina inició investigaciones por presuntos actos de colaboración con la llamada‘Oficina de Envigado’ entre 2000 y 2008. 

Según estableció El Espectador, el general (r) Santoyo entró en contactos el pasado fin de semana con la dirección de la Dijín, y ésta a su vez con la embajada de Estados Unidos en Colombia, de tal modo que este martes desde la base de Catam partió un avión de la DEA que lo llevará hasta Virginia. 

Como quiera que no tiene orden de captura vigente en Colombia o investigación alguna,Santoyo pudo hacer sus trámite de inmigración sin problema. Esta misma semana, según trascendió, su abogado Óscar Rodríguez empezará su defensa y se sabe que va a pedir libertad bajo fianza.

La información es que él hizo contacto con las autoridades americanas. Viajó surtiendo todos los trámites para salir del país. Lo que conocemos hasta el momento es que viajó con un permiso especial o tipo de visa transitorio que le expidieron las autoridades norteamericanas", dijo el director de la Policía, general José Roberto León Riaño.

Crece el misterio alrededor de la muerte del capitán del Ejército Juan Miguel Cabrera Pedroza, la noche del pasado martes en Villavicencio, cuando el carro particular en el que transportaba armas y granadas se volcó en medio de una supuesta persecución de la Policía.

La Sijín encontró en el baúl del carro un arsenal que al parecer iba a ser vendido a un grupo ilegal. Se trató de fusiles tipo Galil, AK-47 y un R-15, estos últimos usados por la guerrilla y bandas criminales.También había 40 granadas de 40 milímetros para MGL, proveedores y cartuchos para fusil.

Organismos de inteligencia señalaron que indagan la posibilidad de que Cabrera se encontrara en una operación de entrega controlada a un grupo ilegal, en medio de una posible infiltración. Antes del accidente, la Sijín recibió la llamada de un informante que alertó sobre armas en un carro particular.