Senador Eduardo MerlanoEn la audiencia que se sigue contra el congresista Eduardo Merlano, el patrullero Víctor Alfonso Támara, presente en el retén de tránsito donde le fue requerido al senador someterse a una prueba de alcoholemia, afirmó que el video evidencia el respeto y el buen trato que tuvieron durante el procedimiento.

Támara denunció que se sintieron amenazados porque el congresista les pidió el número de chalecos y placas y les dijo que "esto no se iba a quedar así". "No sé con qué fin nos tomó el número de las placas y los chalecos", afirmó el subintendente.

Agregó el uniformado que el teniente que llegó al sitio y el comandante del puesto se apersonaron de la situación "y a nosotros nos apartaron".

Según Támara, el comandante tomó la determinación de dejar ir a Merlano, de quien no pueden asegurar que sí estuviera bajo los efectos del alcohol porque la prueba no se realizó.

El subintendente Támara señaló además que al otro día fue citado por el teniente Ayala, quien le solicitó el video. Según Támara, el teniente copió el video de la cámara a su computador y luego lo borró de la cámara.

Támara explicó que decidió grabar el momento porque el senador adoptó un "tono amenazante" cuando se le pidió hacer la prueba de alcoholemia.

El uniformado aclaró que en ningún momento grabó para enviar las imágenes a los medios de comunciación, sino que lo hizo como prueba, debido a que se sintieron amenazados.

También afirmó que Merlano no quería mostrar sus documentos que le fueron requeridos.

El senador Eduardo Merlano afronta juicio disciplinario por los hechos ocurridos en Barranquilla el pasado 13 de mayo.

Los uniformados le solicitaron el examen de alcoholemia y posteriormente trataron de inmovilizarle el vehículo ante la negativa de la prueba, por considerar que el congresista posiblemente estaba en estado de embriaguez.

La Procuraduría considera que Merlano incurrió en una falta disciplinaria grave por haber hecho uso de su investidura como senador.

El hecho generó polémica y el rechazo de la opinión pública, además de la renuncia del comandante de la Policía de Barranquilla, general Óscar Pérez, quien admitió que hizo un llamado de atención injusto a patrulleros del puesto de control.

El pasado 12 de julio, Merlano pidió 'perdón a los colombianos' durante el juicio disciplinario en su contra.

eltiempo.com