Accidente vial. Archivo particularEl Consejo de Estado determinó que la Nación tendrá que reparar económicamente a los familiares o las personas que protagonicen algún accidente cuando conduzcan bajo los efectos del alcohol en vías que estén en mal estado.

En la decisión judicial se indica que no se le puede restar responsabilidad al Estado por el mal estado de la infraestructura vial sin importar el hecho de que la persona accidentada hubiera estado manejando bajo los efectos del alcohol.

En este sentido se indica que es el Estado y sus organismos los encargados de mantener las vías y brindar un buen servicio con el fin de cuidar el estado de las vías en todo el territorio nacional, por lo que tienen que responder en los casos en que el siniestro ocurra por falta de iluminación o señalización en las vías.

El pronunciamiento lo hizo el alto tribunal al ordenar la indemnización de la familia de un hombre que murió en la ciudad de Popayán en el 1998 a consecuencia de un choque con un árbol que estraba caído sobre la vía por la cual se movilizaba en su moto y el cual no vio por la falta de iluminación en la misma.

En este caso el Tribunal Administrativo de Cali negó la indemnización a los familiares de la víctima, bajo el argumento que la culpa fue exclusiva de la víctima, por cuanto manejaba bajo el efecto del alcohol, indicando además que iba conduciendi a 60 kilómetros por hora y sin el respectivo casco de protección.

Sin embargo, el tribunal de lo contencioso administrativo indicó que al no estar demostrado que la víctima quería atentar contra su vida, la Nación es responsable por no haber retirado oportunamente el árbol de la vía, y no hacerle mantenimiento al alumbrado público de la carretera.  

elespectador.com