Integrantes de la Policía presentan a Erickson Vargas Cardona, alias 'Sebastián', capturado en Antioquia.El presidente Juan Manuel Santos confirmó que durante un operativo de la Policía en el departamento de Antioquia, fue capturado alias ‘Sebastián’, el máximo jefe de la Oficina de Envigado.

"Salto triple contra esa organización criminal y medalla de oro para la Policía por la captura de alias Sebastián", señaló el jefe de Estado a través de su cuenta en Twitter.

Según información oficial, Erikson Vargas Cardona fue capturado en Copacabana (Antioquia), luego de un enfrentamiento con el grupo especial de la Policía, donde fueron heridos varios de sus lugartenientes.

“La captura de alias ‘Sebastián’ es un golpe mortal a esa organización. Este bandido tiene una orden de extradición y lo vamos a extraditar en los próximos días”, dijo el presidente Santos al señalar que Vargas fue por varios años uno de los responsables de la era del terror en el Valle de Aburrá.

“No hay nadie que se pueda escapar. Todos van a caer, como han venido cayendo. Uno tras otro. Los que se creían intocables están en la cárcel o en la tumba”, advirtió Santos al señalar que la Fuerza Pública no bajará la guardia contra la criminalidad.

Erikson Vargas, alias 'Sebastián' es señalado por las autoridades de haber sido uno de los sicarios de la antigua 'Oficina de Envigado' y cercano a alias ‘Don Berna’, exjefe paramilitar extraditado a Estados Unidos y quien era el jefe de esa temible red de asesinos.

Participó junto con 'Don Berna', en el grupo de 'Los Pepes', que se enfrentó al jefe del cártel de Medellín Pablo Escobar a principios de la década de 1990.

Con el aumento de su injerencia delictiva en la zona, alias ‘Sebastián’ inició su participación dentro de la puja interna para convertirse en el cabecilla de la “Oficina de Envigado”, lucha libró contra alias ‘Valenciano’, éste último capturado en Venezuela.

A finales de 2010, el Gobierno incluyó a alias de ‘Sebastián' en el programa de recompensas, a pesar de que contra este delincuente no existía ninguna orden de captura vigente.

"Asumo el riesgo personal y jurídico al incluir a este individuo en el programa de recompensas de la Policía Nacional y ofrecer hasta 2.000 millones de pesos para la persona que entregue información que permita su captura y judicialización", señaló el entonces director de la Policía, general Oscar Naranjo, al precisar que gran parte de los homicidios en la ciudad de Medellín son resultado de la guerra entre las bandas el lideradas por Maximiliano Bonilla, alias ‘Valenciano' y ‘Sebastián', que se disputan el control del microtráfico en el Valle de Aburrá.

elespectador.com