Universidad de CórdobaNo es la primera vez que los estudiantes de la Universidad de Córdoba tienen que suspender sus clases debido a los constantes disturbios que se vienen presentando en la institución en los últimos meses, como resultado  del inconformismo de la comunidad académica hacia el actual rector, Emiro Madera Reyes. 

Luego de superar un paro de casi dos meses, y en momentos en los que el rector Madera insiste en impulsar estrategias como la de incluir presencia policial permanente en el centro educativo para evitar nuevos desmanes, el martes un grupo de encapuchados se enfrentaron contra el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía en las afueras de la institución luego de bloquear por algunos minutos la vía Montería- Cereté. 

El motivo del malestar, que hoy agrupa no sólo a los estudiantes sino también  a la docentes y a demás funcionarios de la universidad, es la decisión del Consejo Superior de la universidad, en el sentido de que para elegir al nuevo rector se hará una consulta no vinculante, lo que implica que serán los mismos consejeros quienes decidan la elección. 

Otra cosa se había planeado durante las mesas de diálogo establecidas para mejorar la situación de la universidad, según José David Wberth, representante de los estudiantes: "varios consejeros encabezados por el viceministro de Educación firmaron  un acuerdo en el que se autorizaba la consulta y ahora eso se incumple". 

Su inconformismo aumenta debido a que, tal como se lo dijo el actual rector a este diario, no descarta la posibilidad de ser reelegidio debido a que “ no estaría impedido porque no he cometido ningún acto indigno, a mí no se me puede endilgar ninguna condena moral, yo tengo resultados que mostrar, recibí una universidad descontrolada y la entrego controlada, tendría el legítimo derecho de postularme”. 

Por el momento la comunidad académica está preparando una protesta pacífica con el fin de que el Consejo Superior cambie su decisión.

elespectador.com