Gilver Yen Alayo Becerra podría pagar hasta 45 años de cárcel.Luego de cuatro semanas de travesía por las selvas del Pacífico, uno de los señalados asesinos más buscados en Perú fue capturado por la Policía en Pizarro (Chocó).

Se trata de Gílver Yen Alayo Becerra, quien tenía circular roja de Interpolpor el homicidio de su novia, Inés Milagros Sánchez Lozano, el 23 de abril del 2010 en la ciudad de San Juan de Lurigancho. 

El crimen de esta joven, de 26 años, conmovió al Perú, pues dictámenes arrojaron que fue atacada a golpes, estrangulada con una bufanda y abandonada en una habitación que había sido rentada por la pareja. 

En el proceso en contra de Alayo Becerra, hallado culpable por la justicia peruana, aparece que el joven una vez cometió el crimen cubrió el cuerpo con una sábana, cerró la puerta de la habitación con candado y dejó el radio encendido con un volumen ensordecedor. 

Por varios días la familia de Inés Rosario, quien fue estudiante de industria alimentaria, la dio por desaparecida, hasta que fue hallada en estado de descomposición. 

Lo que creen las autoridades es que el señalado asesino estaba en las selvas del Pacífico con el objetivo de atravesar el país y llegar a Estados Unidos, donde se refugiaría en complicidad de su familia. 

Según le contó a la Policía en Colombia, comenzó a huir desde octubre del 2010, cuando ordenaron su captura. 

Ahora, Alayo Becerra, quien asegura ser inocente, será enviado a su país para que responda por el homicidio de su novia, por el que podría pagar hasta 45 años de cárcel.

eltiempo.com