Senador Eduardo MerlanoTestigos que acompañaron al senador Eduardo Merlano en la noche en la que el congresista se rehusó hacerse la prueba de alcoholemia en un puesto de tránsito en Barranquilla están dando su versión en el juicio disciplinario que se le sigue en la Procuraduría.

Vanesa, una de las personas que acompañaron al senador Merlano, afirmó que la policía del puesto de control los trataron mal. "Trataron al senador y a nosotras de borrachas. Eso a ningún colombiano le gusta. No nos trataron de una manera adecuada", dijo, y agregó que había un "resentimiento" en los policías.

La mujer le dijo a la Procuraduría que estaban en  un apartamento de Barranquilla, donde estaban preparando un asado para el otro día. Bien entrada la noche, según ella, se dirigían a una clínica porque el senador presentaba un dolor en la espalda.

En audiencias anteriores, los policías que estuvieron esa noche en el puesto de control manifestaron a la Procuraduría que se sintieron intimidados y amenazados por el sendador. 

En el juicio también ha declarado el general Óscar Pérez, comandante de la Policía de Barranquilla por esa época y que presentó su renuncia tras el escándalo.

eltiempo.com