Plaza Che Guevara, Unal sede BogotáLos graves disturbios que se presentaron este miércoles en la sede principal de laUniversidad Nacional en Bogotá –en los que un vehículo de un estudiante de décimo semestre de ingeniería fue quemado–, terminaron con un operativo de la policía hacía las 11:30 p.m. que dio como resultado el hallazgo de 80 bombas incendiarias, 60 papas explosivas y otros materiales como metralla y gasolina, en las facultades de Química y Enfermería.

Así lo confirmó Clemencia Vargas, vicerrectora de la UN en Bogotá. “Es lamentablemente. Nunca pensé que esto fuera a suceder en mi universidad, pero así fue”, aseguró Vargas. Además hizo énfasis en que los cerca de 150 manifestantes, que hacia las 11:00 a.m. de este miércoles se reunieron en la plaza Ché Guevara para comenzar las protestas que terminaron en enfrentamientos con la fuerza pública, no eran estudiantes de la universidad. “Son grupos terroristas, gente infiltrada que le está dando una mala imagen a los estudiantes. Incluso ayer, durante los desmanes, fueron los representantes estudiantiles los que nos ayudaron a evacuar a la comunidad”.

Según Vargas las directivas de la universidad no tenían aviso de estas protestas. Asegura que el grupo de manifestantes, que siempre estuvieron encapuchados, llevaban una bandera de la Unión Camilista, del Ejército de Liberación Nacional, y que sus consignas estaban dirigidas a “los motivos clásicos de protesta”: las políticas de educación y losescasos recursos para la salud.

Para hacerle frente a esta problemática la vicerrectora informó que se restringirá el ingreso en vehículo para personas externas a la institución. Sin embargo, advirtió que las decisiones que se tomen tendrán que acoplarse al pobre presupuesto de la institución. “Hay un déficit económico para instaurar unas puertas de seguridad, un déficit que también está asociado a los problemas de infraestructura”.

Este miércoles voceros de la Mesa Amplia Estudiantil (MANE) se comunicaron con El Espectador para informar que no tuvieron participación en estas protestas.

elespectador.com