La Policía en una de las inspecciones al Bronx, en la que se encontraron armas, drogas y elementos robados.El secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla, reiteró que en el Bronx se acabó la extra territorialidad o zonas vedadas para el ingreso de las autoridades.

Dijo que no puede haber un solo territorio de la ciudad donde la Policía Metropolitana de Bogotá y las autoridades del Distrito no puedan entrar.

Añadió que en el sector del Bronx deben entrar las autoridades de salud, educación, integración social y la policía a asumir el control. "No puede seguir la ciudad en manos de mafias", señaló el secretario.

Según Asprilla, hay una instrucción clara del alcalde Gustavo Petro de atacar a las mafias que viven de la población del Bronx. Argumentó que siempre que se realizan operativos esa zona de Bogotá las autoridades se incautan de armamento, droga y licor adulterado.

La Policía Metropolitana ha venido realizando actividades de inteligencia en las que ha logrado desmantelar más de 150 bandas.

La Policía confirmó que en los últimos días fueron interceptadas conversaciones entre los líderes de las mafias que trafican con armas y drogas en la calle del Bronx.

En dichas conversaciones se conoció el plan con el cual pretenden pagar hasta $20 millones de pesos por cada policía que sea asesinado en la zona. En días pasados un uniformado murió durante un operativo que se llevaba a cabo en ese lugar.

elespectador.com