Ceremonia de ascenso "Es una mujer valiente. Era la que 'paraba el macho' en la Presidencia. Era la que imponía el orden". Con esas palabras describió el expresidente Ernesto Samper a la hoy general Mireya Cordon López, quien como capitán fue su edecán.

Cordon se convirtió en la segunda mujer en alcanzar el grado de general en una fuerza. Este viernes, el presidente Juan Manuel Santos, acompañado del Ministro de Defensa y la cúpula, le impuso las dos estrellas en la Escuela Francisco de Paula Santander. 

La primera en alcanzar ese grado fue Luz Marina Bustos, quien ascendió en el 2009. Este año, el Ejército llamó a curso a la coronel María Paulina Leguizamón, quien el otro año será la primera general en la historia de las Fuerzas Militares.

"Qué privilegio haberle podido dar su estrella como General. Es una mujer que le ha servido también a la patria con gran dedicación", dijo el presidente Juan Manuel Santos en la ceremonia de ascenso, en la que también fueron reconocidos con el máximo rango el director de la Policía, el general José Roberto León Riaño, y otros cinco oficiales. 

La general Mireya Cordon lleva 29 años en la institución, a la que se unió siguiendo los pasos de su padre y de sus hermanos, quienes también fueron uniformados. Es una convencida de que las competencias entre hombres y mujeres no se miden por el nivel de fuerza sino por la capacidad intelectual, y que por ello cualquier mujer en la Policía puede lograr su propósito. 

"No creo que la institución sea machista. Creo que las mujeres no nos debemos discriminar porque tenemos las mismas capacidades", dice la general. 
Añade que su firmeza y disciplina le han permitido sacar adelante su carrera y su familia. Es madre de dos hijos: "Mi familia ha sido mi apoyo fundamental. A veces uno es madre ausente, hija ausente y hermana ausente".

Cordon es administradora de empresas y especialista en seguridad y defensa estratégica. Si bien actualmente se desempeña como directora de reclutamiento, durante su carrera recorrió y vigiló las calles de ciudades como Cartagena, Medellín, Santa Marta y San Andrés, y enfrentó a la guerrilla de las Farc cuando tenían una fuerte presencia en Cundinamarca. 

Aunque se declara preparada para asumir retos operativos, aún no ha sido notificada de su nuevo cargo. Lo sabrá la otra semana, cuando la Dirección de la Policía anuncie los cambios, que cada final de año se dan en esa institución.

Esa baraja de cambios no ha parado de moverse esta semana. Lo claro hasta ahora es que el general Luis Herlindo Mendieta, exsecuestrado y quien estaba en comisión en España, y el general Rafael Parra, exsubdirector, saldrían como retirados.

eltiempo.com