General Rodolfo Palomino LópezEl balance de la fiesta de fin de año en el territorio nacional está matizado por la significativa reducción de las riñas (- 27 %), así como en la disminución de muertes violentas por intolerancia. De igual forma, resultó fundamental la oportuna reacción de la Policía para dar captura a 6 “desadaptados” que realizaban disparos al aire en una clara muestra de irresponsabilidad.

Frente a las muertes violentas, se registró una disminución del - 9%, al pasar de 23 casos en el año nuevo del año anterior a 21 homicidios este año.

La tolerancia se impuso en muchos de los municipios del país, toda vez que a pesar de haber reforzado las patrullas previendo una noche agitada, hubo necesidad de atender 1.318 riñas menos que el año nuevo anterior (pasamos de 4.969 a 3.651 riñas).

Esta disminución de la intolerancia se vio representada estadísticamente en la reducción de las lesiones personales, pasando de 136 heridos el año anterior a 27 (-80%).

La actividad operativa de la policía se vio representada en la captura de 189 delincuentes, de los cuales 178 fueron aprehendidos en flagrancia, así mismo, fueron incautadas 62 armas de fuego, 50 de ellas portadas de manera ilegal.

Una vez superado el reto de la navidad y el año nuevo, se da inicio a una temporada vacacional que debe representar un compromiso colectivo para evitar que las muertes “accidentales”, que en la mayoría de los casos son por descuido, se repitan en esta época, cabe anotar que en el mes de enero del año 2012 se presentaron 92 casos de ahogamiento.

Ante tal panorama, la policía ha dispuesto una serie de servicios especiales en centros vacacionales, ríos y quebradas para reducir al máximo la posibilidad de un accidente en los llamados “paseos de olla” y salidas recreativas, sin embargo, es necesario que los padres de familia asuman comportamientos responsables frente al control y vigilancia de sus hijos en estos escenarios.

Recomendaciones para usar las piscinas en esta época de vacaciones:

* Los niños no deben corretear y empujar alrededor de la piscina y nunca deberán sumergirse en las áreas que no están específicamente marcadas para tal efecto.

* Si se presentan rayos es fundamental que los niños salgan de la piscina inmediatamente.

* Los padres no deben confiarse porque su hijo haya hecho un curso de natación o por que lleve algún dispositivo de flotación, ante el menor descuido se puede materializar el riesgo de ahogamiento.

* Hay que evitar dormirse en colchonetas flotantes en la piscina.

* No consuma bebidas embriagantes en la periferia de las piscinas, de igual forma, evite ingerir bebidas en envases de vidrio.

* Evitar zambullirse en lugares de los que se desconoce su profundidad.

Prensa Policía Nacional