Grupo motorizado de la Policía | Imagen de archivoEl concejal Javier Palacio Mejía hizo una nueva denuncia contra el Fondo de Vigilancia y Seguridad. “Los cuestionados contratos de mantenimiento de vehículos y motocicletas firmados por la gerente del fondo de vigilancia y la firma Autoexpress Morato S.A. están casi paralizados desde el 31 de diciembre del año pasado porque la gerente del fondo, Natalia de la Vega, no ha renovado los contratos de los dos funcionarios que los supervisaban”.

El cabildante asegura que según las informaciones recogidas, “el mantenimiento correctivo de vehículos y motocicletas suministrados a la Policía Nacional está paralizado porque no hay quién firme las autorizaciones para cambio de repuestos”.

De acuerdo a Palacio, lo más grave es que el mantenimiento preventivo, es decir cambio de aceites, filtros y líquidos, se estaría haciendo presuntamente de manera ilegal porque quien está firmando las autorizaciones no tiene la idoneidad profesional que por ley se exige para que lo haga.

“Esto nos preocupa mucho porque venimos de denunciar que el 60 por ciento del parque automotor de la policía se llenó de patrullas viejas por cuenta de la prórroga firmada por la administración de Gustavo Petro con la firma EQUIRENT y ahora nos encontramos que los contratos, mediante los cuales se le hace mantenimiento al 40 por ciento restante del parque automotor de la policía, están prácticamente paralizados o realizándose de manera ilegal por que la gerente Natalia de la Vega no contrata a los funcionarios que se requieren para supervisarlos”, agregó Palacio.

El concejal del partido de La U hizo un llamado de alerta porque, a su juicio, la policía en Bogotá se está quedando sin herramientas para atacar la delincuencia.

“Andan en patrullas viejas o lo peor en patrullas que llevan dos meses sin recibir mantenimiento correctivo. Espero que no toque esperar que se presente un grave accidente para que la administración de Gustavo Petro tome cartas en el asunto. La falta de personal calificado en el Distrito se hace cada vez más evidente, lo de estos contratos de mantenimiento se suma a una gerencia del SITP sin gerente, y en la Secretaría de Movilidad hay siete altos cargos vacantes o en interinidad”, indicó el concejal.

Los contratos de mantenimiento cuestionados por el concejal son el 762 y el 763 de 2012.

elespectador.com