Tanque de combustible a unidades policiales La Personería de Bogotá inició una indagación preliminar para determinar los funcionarios del Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS) responsables de las dificultades en el suministro de gasolina a los vehículos y motos de la Policía Metropolitana.

“Los problemas en la prestación de servicio de gasolina demuestran la falta de planeación, sobre todo en servicios prioritarios para la ciudad”, dice el ente de control.

Según las quejas, a finales del año pasado el FVS prorrogó un contrato para el suministro de gasolina por cuatro meses. Pese a esa situación, al parecer no realizó las gestiones necesarias para garantizar el servicio.

También se cuestiona las dificultades que la falta del combustible provoca en la continuidad del patrullaje en la ciudad y, por ende, se constituye en un factor que contribuye a la inseguridad.

Según el concejal Javier Palacio, “de mal en peor va la situación que está viviendo la Policía y el Ejército para tanquear sus vehículos gracias a la inoperancia y las mentiras de la Administración Distrital. Después de las denuncias presentadas el Distrito salió a anunciar que había habilitado más de 15 estaciones de servicio, pero se pudo constatar que en vez de aumentar las estaciones disminuyeron de manera inexplicable”.

Palacio asegura que desde este domingo “y quien sabe por cuantos días, solo está habilitada la estación de servicio Terpel ubicada en la calle 1 con carrera 24 para tanquear con gasolina más de 2.500 motocicletas y cerca de 700 vehículos. Los camiones que operan con ACPM reciben servicio en Candelaria sur en la estación cercana a la

Universidad Distrital”.

El cabildante del partido de La U solicitó la intervención urgente de los organismos de control “porque no solo está en riesgo la seguridad de toda la ciudad, sino que nadie de la administración ha explicado de dónde salen los recursos para este particular tanqueo con planillas”.

elespectador.com