El auxiliar Ramírez en compañía del Director de la Policía Nacional, rinde declaraciones a los medios.A su abuela materna atribuyó los pilares de su formación Luis Alfonso Ramírez Ramírez, el auxiliar de policía que salvó a un hombre que intentó quitarse la vida en la estación Hospital del metro, cuya actitud valerosa le mereció el reconocimiento de su institución en Bogotá.

Emocionado y entre sollozos, el joven de 19 años interrumpió sus palabras cuando agradeció a la mujer que ayudó a "levantarlo" mientras su mamá se iba a trabajar.

Al condecorarlo con la medalla Servicios Distinguidos, el director de la Policía Nacional, generalJosé Roberto León Riaño, manifestó que Ramírez es "un héroe de carne y hueso que ha escrito una página de gloria en la historia de la policía colombiana".

Según el General, estas acciones demuestran que el valor policial es una de las mayores virtudes que caracterizan a los hombres y mujeres que no olvidan el juramento y compromiso ético que en uno de sus apartes señala "servir a la sociedad, proteger vidas y bienes".

En su casa en el Occidente de Medellín, que comparte con otros familiares, Isnelia Ramírez, la madre, contó que el hecho que motivó el reconocimiento, se presentó el pasado 10 de abril, y que Luis Alfonso lo compartió como algo normal de su trabajo, pero que nunca pensó que iba a tomar estas dimensiones.

Sólo le comentó que el señor que salvó de una posible muerte al pretender arrojarse al metro tenía problemas de salud.

Isnelia afirmó que su hijo lleva 10 meses prestando el servicio militar en la Policía, y que la obligación concluye el próximo mes de junio.

En el tiempo de servicio -dijo- le ha tocado muy duro porque hay días que tiene que salir a las 3:00 de la madrugada y sólo regresa a las 8:00 de la noche.

Las experiencias más difíciles -le ha dicho- son los desórdenes protagonizados por hinchas en las afueras del estadio y "ha llegado a casa con golpes", aunque por su contextura fuerte no le ha ido tan mal como a otros compañeros.

A Luis Alfonso, según la madre, le gustaría continuar su carrera en las Fuerzas Armadas, bien en la Fuerza Aérea o en el área de investigación criminal.

Isnelia evocó que ha tenido una vida difícil, pues le tocó ser mamá y papá en la formación de Luis y de otro hijo de 9 años de edad, en lo que ha sido fundamental la ayuda de su madre mientras ella se gana el sustento del hogar.

El gerente del metro, Ramiro Márquez, le envió un mensaje de felicitación al auxiliar bachiller, quien este fin de semana se debe reintegrar a sus tareas en la seccional de Tránsito y Transporte de la Policía.

elcolombiano.com