Policías de Colombiawww.fuerzasmilitares.org (08FEB2014).- Ya no es un pequeño susurro que se deja oír en voz baja al interior de los pasillos de las dependencias de Policía en todo el país, sino que se ha ido convirtiendo en un sentimiento de frustración, desazón y desilusión, al punto que se habla, que solo en Bogotá por lo menos 1.600 patrulleros han pedido la baja. La situación se desprende del alto grado de inconformidad que se evidencia en el llamado Nivel Ejecutivo, en el cual se encuentran los patrulleros que aspiran a ascender al cargo de subintendentes, rango inmediatamente superior en el nivel de suboficiales. 

Según conoció este medio, al concurso de ascenso realizado el pasado primero de diciembre de 2013, se presentaron 25.670 uniformados que debían competir por los 4.500 cupos que había disponibles para ir a curso.

Esta situación llevó a que al examen se presentaran personas que ingresaron a la institución desde el año 1997 hasta el año 2006, pues uno de los requisitos es tener mínimo cinco años de antigüedad, situación que dejó por fuera de la posibilidad de ascender a 21.170 policiales que deberán seguir en su grado de patrulleros.

Los más antiguos consideran que les cambiaron las reglas de juego en el camino y que no es justo que personas más novatas queden en grados superiores sin tener en cuenta la experiencia y antigüedad, algo que obviamente también se ve reflejado en el salario, pues el grado de subintendente tiene una retribución mayor a la de patrullero.

El sentimiento de malestar se empezó a sentir con fuerza una vez se conocieron los resultados de los exámenes, publicados el 23 de enero del presente año, tanto que en el departamento de Policía Quindío se programaron charlas de motivación personal con los patrulleros.

Aunque las denuncias de tráfico de influencias para ascender en la institución no son nuevas, en esta ocasión se sumó un nuevo elemento que avivó los ánimos entre el personal que se siente afectado, ya que el 22 de enero en la noche se conoció un listado de resultados enviado, al parecer, desde la oficina de Talento Humano en Cali, que resultó ser falso, y al día siguiente circuló el  resultado verdadero.

Como era de esperarse esta situación también tocó al personal adscrito al departamento del Quindío, en donde sólo lograron pasar las pruebas 280 patrulleros de un promedio de 1.800 Policías que hacen parte de la institución en esta región, y de los cuales solo seis pertenecen al curso que ingresó en el año 2003.

De los cerca de 170 mil policías que hay hoy en el país, lo que estén en el nivel de patrulleros y quieran ascender deben llevar cinco años en el grado, no tener antecedentes disciplinarios, ni penales, tener buen comportamiento y aprobar pruebas de conocimientos realizadas por el Icfes.

veapuesquindio.com