General José Ángel Mendoza, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburra.www.fuerzasmilitares.org (15ABR2014).- Uniformados de la Policía y funcionarios de la Alcaldía de Medellín rechazaron elsupuesto pacto de paz alcanzado entre las bandas criminales ‘Bacrim’ que operan en el Valle de Aburrá.

De acuerdo con el general José Ángel Mendoza, comandante de la Policía Metropolitana, la reducción en la tasa de homicidios y los avances en seguridad no obedecen al pacto acordado por ‘Los Urabeños’ y ‘La Oficina’.

El uniformado precisó que la disminución en los índices de criminalidad y la erradicación de las denominadas ‘fronteras invisibles’ han sido logros alcanzados por el trabajo coordinado entre la institución y el gobierno municipal.

“Se ha dicho que las cosas buenas que se hacen en la ciudad obedecen a comportamientos de favores de parte de bandidos; lo anterior no es correcto, no es real y no obedece a la lógica de lo que se ha venido haciendo a nivel de trabajo institucional; es por las capturas, la desarticulación de las organizaciones y por todo el trabajo que se ha hecho de la mano de los buenos ciudadanos”, manifestó el oficial en diálogo con Caracol Radio.

El general José Ángel Mendoza señaló que las autoridades nunca han bajado la guardia en su lucha contra la criminalidad y recordó que la reciente captura de siete presuntos miembros de la banda ‘Los Picúas’ se debe al trabajo de la fuerza pública.

Entretanto, Luis Fernando Suárez, vicealcalde de Gobernabilidad en Medellín,enfatizó que la única salida para las bandas criminales es el sometimiento ante las autoridades.

“El único camino que tienen las estructuras delincuenciales es el sometimiento a la justicia. La Alcaldía no tiene competencia legal ni jurídica ni constitucional para dialogar o establecer contacto con estas personas, eso es competencia del Gobierno Nacional”, precisó el funcionario.

elespectador.com