Instalaciones de la línea de emergenciaswww.fuerzasmilitares.org (26ABR2014).- El proyecto para instalar una moderna plataforma se va a retrasar, según fuentes oficiales. La modernización de la línea única de emergencias 123 de Bogotá, que atiende en promedio unas 70.000 llamadas diarias –y que es objeto de críticas por demoras en el servicio– no podrá realizarse este año, tal como lo contemplaba la Administración Distrital.

El retraso del proyecto tiene que ver con las dificultades para contratar a un consultor que defina cómo debe ser la nueva plataforma que entrará a sustituir la que está en operación, vigente desde el 2006 y que ya se está quedando obsoleta, a juicio de los expertos consultados.

Esta semana, el Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS) tuvo que declarar desierto un concurso de méritos, mediante el cual se iba a contratar dicha consultoría, por 337 millones de pesos y con una duración de cinco meses.

A este proceso, que fue abierto el pasado 25 de marzo, solo se postuló la firma española Telemark Spain, pero el comité evaluador la descartó al encontrar falencias en la propuesta técnica.

Al ganador de ese concurso le correspondía –además de diseñar la nueva línea 123– participar en la elaboración de los pliegos de licitación para que el FVS contrate la nueva plataforma y su operación.

Actualmente, el servicio está en manos de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), a través de un convenio con el FVS.

Según los cálculos aproximados del FVS, la nueva plataforma se busca adquirir a un costo aproximado de 15.000 millones de pesos. A ello hay que sumarle la operación anual de la línea, que tendría un valor cercano a los 30.000 millones de pesos al año (ese contrato se adjudicaría por cinco años).

La gerente del FVS, Nelly Mogollón, explicó que el cambio de la línea 123 es una de las principales apuestas en materia de seguridad del Plan de Desarrollo del alcalde Gustavo Petro.

Según explicó la funcionaria, la idea es que, con la nueva plataforma, por ejemplo, los operarios logren identificar, por georreferenciación, en qué punto de la ciudad está la persona que se comunica con la línea, algo que no se puede hacer hoy.

Pero al problema de la falta del consultor se le suma el hecho de que el Distrito aún no ha solicitado vigencias futuras para abrir la licitación y contratar la nueva plataforma. Debido a que ese modelo se piensa adjudicar a cinco años, el FVS debe asegurar dichos recursos y todavía no ha sido radicado un proyecto de acuerdo ante el Concejo en ese sentido.

Entre el 2012 y el 2013, en el FVS se hicieron estudios de mercado para explorar la posibilidad de modernizar la línea 123, mediante convenios con la ETB o con la Empresa para la Seguridad Urbana (ESU), de Medellín.

Sin embargo, ese plan ya se descartó y ahora se busca contratar a un tercero que garantice una plataforma moderna y que, así mismo, la opere.

En ese sentido, la actual gerente del FVS viajó a Tampa (Estados Unidos), entre el 27 y el 31 de octubre del año pasado, a un encuentro de APCO, considerada la organización más grande del mundo dedicada a la seguridad pública y las telecomunicaciones. Allí, Mogollón conoció experiencias que pueden ser estudiadas y reproducidas en Bogotá.

La funcionaria garantizó que la nueva contratación de la plataforma de la línea 123 se hará con “total transparencia”.

En el 2006, cuando se contrató el actual sistema, se presentaron varias denuncias por presuntas irregularidades en la licitación.

eltiempo.com