Soldado Brasilero prestando seguridad al Mundial de Fútbolwww.fuerzasmilitares.org (02JUL2014).- Unos cayeron por entrar con ‘maconha’ (marihuana en Brasil) al estadio. Otros por revender tiquetes, una actividad que se ve por todos lados pero que está oficialmente prohibido. No falta el que se emborrachó y peleó. Y claro, siempre hay también ladrones, que aprovechan el río revuelto del Mundial para hacer carnaval.

Aunque proporcionalmente a la cantidad de tricolores que fueron a Belo Horizonte es poco, en esa ciudad los colombianos representan la cantidad más grande de turistas presos. Según la policía, 109 extranjeros terminaron en la cárcel, de estos 35 colombianos.

David, un paisa que trabaja en un hostal, le contó a Semana.com que “el día del partido con Grecia pusimos música colombiana. Se llenó de compatriotas pero un par aprovechó la rumba para llevarse la caja. Los cogimos antes de que salieran y todavía están en la cárcel. Tienen que pagar una fianza como de 7.000 reales (3.500 dólares)”.

A Diego, un bogotano que vive en Rio de Janeiro, otros hinchas le raparon sus boletas antes de que entrara a ver Colombia Grecia. Se fue a quejar con la policía y solo pudo entrar hasta el segundo tiempo. “Éramos como 100 en las mismas”, contó. Y varias personas se quejaron de bandas colombianas atracando a hinchas del mismo país. En Belo Horizonte 18 personas fueron capturadas así.

En el estadio de Brasilia hubo también roces entre hinchas de América y de Cali, con amenazas cuchillo en mano, que quién sabe cómo habrá pasado las estrictas medidas de seguridad. Y es que para ingresar al estadio, como si fuera un aeropuerto, cada fanático pasa sus cosas por una máquina de rayos X y tienen que atravesar un detector de metales.

Y lamentablemente, en el único entrenamiento a puertas abiertas de Colombia en el Mundial, un hincha intentó agredir a otro con un cuchillo.

En todo caso policía militar estaba preparada. Tienen un ‘Batalhão Copa’ con más de tres mil uniformados y un pelotón de traductores. Se calcula que más de 170.000 hombres fueron desplegados para el Mundial y que Brasil se gastó más de 800 millones de dólares en seguridad. Eso, era tal vez lo único que estaba realmente listo para la Copa.

semana.com