Binomios caninos de la Policía Nacional de Colombia. Imagen de archivo.
Binomios caninos de la Policía Nacional de Colombia. Imagen de archivo.

www.fuerzasmilitares.org (28MAR2015).- La Secretaría Distrial de Ambiente explicó en un comunicado cómo fueron entrenados y cómo laborarán estos canes: “Ahora los escuadrones caninos de la Policía Nacional, en Bogotá, no solo detectan droga y explosivos, sino animales silvestres. La Secretaría Distrital de Ambiente en conjunto con los Carabineros de la Policía Nacional ejecuta un ambicioso proyecto para combatir el tráfico de fauna silvestre en los terminales aéreos y terrestres de la capital del país.

La estrategia consiste en la implementación del primer  ‘Escuadrón Canino’, que caza traficantes de animales silvestres. Su misión está enfocada a lanzar alertas a su guía para prevenir que personas inescrupulosas entren o saquen este tipo de animales hacia las distintas regiones del país y el exterior, hecho que se incrementa en Semana Santa.

Este proyecto,  realizado en conjunto entre la Secretaría de Ambiente y la Escuela de Carabineros de la Policía Nacional, fue creado con el fin de mejorar la efectividad en la lucha contra el comercio ilegal de animales e inicia con cuatro binomios, cada uno compuesto por un canino y un uniformado.

El escuadrón fue apoyado durante más de 60 horas de entrenamiento  por guías caninos de la PONAL, usando el banco de olores conformado por  profesionales de la Secretaría de Ambiente, bajo la coordinación de los expertos de la Policía en el tema. El banco está conformado por diferentes tipos de piel, pelo y caparazones, de los animales que han presentado un alto número de ingresos al Centro de Recepción y Rehabilitación de Flora y Fauna Silvestre del distrito, hecho que permitió  el adiestramiento de los canes de razas Labrador, Pastor Belga y Pastor Alemán.

Se espera que este escuadrón sea ampliado y su actividad expandida por todo el país. Es así como los caninos compañeros inseparables del ser humano, ayudan a que  los animales silvestres no sean usados como mascotas ni como alimento, sino que por el contrario vuelvan a su hábitat natural”.

La entidad recuerda que el tráfico de animales silvestres es un delito ambiental que pueda dar hasta cuatro años de cárcel y una millonaria multa. Además, indicó la secretaría que “en los primeros meses  de estar activos, estos agentes  han incautado  más de 520 especies entre fauna y flora silvestre: búhos, guacamayas, tigrillos, orquídeas, carne de armadillo y tortuga, entre otras especies”.

noticiascaracol.com