Momento de la captura de los hermanos Peñaranda.
Momento de la captura de los hermanos Peñaranda.

www.fuerzasmilitares.org (19JUN2015).- Este viernes se cerró un capítulo del caso judicial por el secuestro de Daniela, la hija del director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), Diego Mora, raptada el jueves 4 de junio y liberada 48 horas después en la vía El Zulia-Cornejo (Norte de Santander).

Aunque su liberación le puso fin al drama de la familia Mora, el Gaula de la Policía Nacional sabía que la tarea continuaba. Por eso buscaron por cielo y tierra a los responsables del plagio, como había sido la orden del presidente Juan Manuel Santos y el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y efectivamente llegaron a ellos.

Los investigadores realizaron inspecciones a decenas de sitios, revisaron videos, fotografías, hicieron entrevistas y analizaron expedientes con antecedentes penales de muchas personas. Con ello construyeron un detallado perfil de los delincuentes. Y cuando estaban seguros, le pidieron a la Fiscalía que gestionara ante los jueces las órdenes de captura.

De esta manera, lograron dar con los integrantes de una peligrosa banda que en Norte de Santander se hacía llamar los 'Peñaranda'. El remoquete hace honor a los apellidos de los tres hermanos miembros: Óscar Eduardo de 32 años, José Wilmar de 39, y Diego Armando de 29, quienes hasta ahora son considerados como presuntos autores hasta que un juez avale toda esta información.

Los investigadores del Gaula de la Policía no solo lograron capturarlos, sino que además incautaron un revolver calibre 32, una carpa, una hamaca tipo militar, 17 millones de pesos y dos memorias USB. Objetos que serán imprescindibles para continuar la investigación y saber qué otras personas están detrás del secuestro de Daniela.

Los Peñaranda serán judicializados ante un juez de control de garantías de Cúcuta por los delitos de secuestro extorsivo agravado y porte ilegal de armas. La pena de prisión que tendrán que pagar podría estar entre 26 y 42 años.

El secuestro

La menor de 11 años había sido secuestrada el jueves 4 de junio después de que salía de un instituto en el que ella estudiaba en sus tardes libres, en Cúcuta.

El conductor de la familia estaba afuera esperándola. En ese momento llegaron dos hombres y lo amenazaron con armas. Uno de ellos se montó al carro y cuando Daniela salió, lo vio dentro.

“El hombre le dijo que no asustara. Pero Daniela me dice que se empezó a preocupar cuando vio que el carro no iba por el camino de siempre, sino que se dirigía hacia otro lado”, narró Diego Mora.

El vehículo se detuvo en un momento determinado y el conductor tuvo que regresar a Cúcuta, pues los hombres -incluyendo uno que iba detrás del carro en una motocicleta- se llevarían a la niña.

En ese momento inició la pesadilla para los Mora, que terminó felizmente tras 48 horas. El sábado 6 de junio Daniela fue liberada en horas de la tarde en la vía El Zulia-Cornejo, en Norte de Santander

semana.com