Elías David Bedoya fue enviado a la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía en Barranquilla.
Elías David Bedoya fue enviado a la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía en Barranquilla.

www.fuerzasmilitares.org (06ABR2016).- Por presuntamente haberle vendido armas y municiones a grupos ilegales como las guerrillas de Las Farc y el ELN, la Sijín de la Policía capturó en la mañana de este miércoles en el Batallón de Mantenimiento y Servicios de la Segunda Brigada del Ejército, en Barranquilla, al sargento de esas fuerzas militares, Elías David Bedoya. El oficial fue remitido de inmediato a la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía.

Bedoya debe responder por la presunta comercialización de por lo menos 5 mil cartuchos de fusil que, según los investigadores habría sido sustraído de una bodega del Batallón Paraíso, en el norte de la capital del Atlántico. El transporte del armamento se habría hecho a bordo de un Mazda 3 de propiedad del mismo sargento.

De acuerdo a las pistas obtenidas por los investigadores que siguen el caso, Bedoya estaría relacionado con la incautación de 58 granadas y 15 mil cartuchos de municiones que se encontraban en una chatarrería del barrio Abajo de Barranquilla, el pasado 12 de febrero.

Se conoció que el sargento capturado habría engañado al propietario del negocio diciéndole que las cajas que le iba a encomendar contenían mesas de computadores.

La Segunda Brigada del Ejército, en un comunicado de prensa, se pronunció sobre lo ocurrido.

Según el Ejército, la Sección de Contrainteligencia de la institución, en coordinación con personal de la Fiscalía Especializada Nº 8, hicieron un trabajo de investigación que condujo a la captura del sargento segundo Elías David Bedoya Marzola, por el delito de fabricación, tráfico y porte de armas y municiones de uso privativo de las FF.AA.

"El uniformado era el encargado de cumplir las funciones de Almacenista de Armamento en el Batallón de Apoyo y Servicios para el Combate. De acuerdo a estos hechos, los órganos de control determinaron las responsabilidades administrativas, disciplinarias y penales; por lo que se ordenó, retirar al suboficial de la institución de forma inmediata", afirma el comunicado.

El Ejército Nacional aseguró que en cumplimiento de sus políticas de transparencia, "condena estos hechos y reitera que no tolerará ningún caso de corrupción donde se encuentre vinculado alguno de sus integrantes, siendo implacable en la materialización de las penas a que haya lugar".

Afirmó que cualquier irregularidad que sea de su conocimiento será informada oportunamente a las autoridades penales y disciplinarias competentes, y se tomarán las medidas administrativas a que haya lugar, para corregir cualquier situación irregular.

eltiempo.com